[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

750,000 chilenos se manifiestan en contra de las pensiones privatizadas

opinion

“El sistema tiende un cerco del que no es posible sustraerse: un cerco trenzado de relaciones de dependencia, a veces económica, otras veces ideológica”. (Andrés Zepeda, el Bobo de la Caja, “Enganchados al sistema”).

El fin de semana pasado tuvieron lugar en todo Chile una serie de masivas manifestaciones que solo en Santiago agruparon a cien mil almas. Los manifestantes fueron ancianos y jubilados, acompañados de sus familias, protestando sobre los magros ingresos que reciben de las pensiones privatizadas durante el gobierno de Pinochet.

El negocio de la privatización se hizo con el deseo de dinamizar el mercado de capitales, apretando a la clase trabajadora, que ahora aporta el 13 por ciento de sus ingresos a una serie de administradoras de fondos de pensión, que han venido sufriendo del fenómeno de las bajas tasas de interés en el entorno internacional y nacional.

En el centro de Santiago, la multitud comenzó a reunirse en la Plaza Italia, convocada por la Coordinadora de Trabajadores No+AFP, conduciendo una marcha que recorrió por más de dos horas la bella Avenida Alameda, armados de letreros y consignas, y acompañados de tambores, pitos y trompetas.

En múltiples declaraciones se oía el reclamo sobre el sistema tipo injusto montado por las conocidas administradoras de fondos de pensión, que son una especie de financieras captadoras de fondos, que compiten en el mercado de atracción de los fondos de los asalariados, trasladando las inversiones a diversos fines, bajo la mirada de una Superintendencia de fondos de pensiones.

Muchas de las acusaciones se dirigieron en contra de gente como José Piñeira, el Ministro de Trabajo, quien en tiempos de Pinochet manejó todos los artilugios posibles para privatizar el sistema de pensiones, que sirvió para capitalizar a diversas empresas públicas que quedaron en manos de empresarios vinculados con la cúpula militar de esos tiempos, significando ello un negociazo redondo.

José es hermano del expresidente derechista Sebastián Piñeira, quien gobernó el país en el período 2010-2014. La periodista Marta Olivia Mocklenberg, en su libro El saqueo de los grupos económicos al Estado Chileno, retrata de cuerpo entero los vínculos que beneficiaron a la familia Piñeira y sus amiguetes, quienes triangularon fondos provenientes de las AFP’s para quedarse con innumerables empresas e instituciones privatizadas.

La presión en Chile sobre los excesos y las carencias a la vez, provocadas por la privatización de las pensiones, ha obligado a la presidenta Michelle Bachelet a conformar una comisión con parlamentarios y funcionarios de gobierno para definir opciones en cuanto a la modernización del sistema chileno de pensiones, respetando las demandas de jubilados y pensionados.

Debemos recordar que durante el primer gobierno de Bachelet 2006-2010, se creó un sistema de pensiones solidarias y universales para quienes nunca cotizaron en el sistema de AFPs. Algo mucho más sólido de lo que aquí se denomina como el Programa de Adulto Mayor, administrado por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

De manera contrastante, en las pancartas chilenas se hacían alusiones a los privilegios que en materia de pensiones tienen algunos sectores, principalmente los militares y los ligados con la gendarmería, con pensiones, los más altos cargos, mayores a los 5 mil dólares, y superiores 50 veces a lo que cobra la gran masa de jubilados. Olímpicamente, como sucede también aquí en Guatemala el Ejército de Chile tiene un sistema diferente con muchos privilegios heredados de la era de la represión.

Como era de esperarse, y algo común a lo que está ocurriendo en toda la América Latina, los líderes se pronunciaron en contra del inmovilismo de la clase política, bajo el argumento de que dicho grupo de poder no es proclive a depurarse y modernizarse si no es con la presión popular.

Valgan estas reflexiones para la clase política chapina. ¿Cachai?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Andrea Paola
El actor Jeff Bridges anuncia que fue diagnosticado con linfoma
noticia Redacción Deportes Con información Comité Olímpico
Cordón afina detalles

Con la mente puesta en realizar un buen trabajo en los Juegos Olímpicos, el badmintonista nacional, Kevin Cordón, pule detalles para tratar de acceder a un histórico podio en la justa.

noticia Anabella Giracca
Ingrata manipulación

Estrategias de la política oscura.



Más en esta sección

Directivos y jefes de bancada han cobrado Q10.6 millones de enero a octubre

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

El “Zar” de los pupitres

otras-noticias

Publicidad