[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Hojas de papel

opinion

Dicen que leer es vivir varias vidas a la vez.

 

Cuando un niño tiene miedo, cuando se siente amenazado por las sombras de un fantasma indigente, no hay mejor cura que un buen libro de cuentos para ahuyentarle los temores. Para desamarrarle los tormentos de su desbordada imaginación.

Cuando un enfermo se ve condenado a tiempos prolongados de reposo, no hay mejor alivio que una buena novela de ficción. Entonces redime su apego a la tristeza para terminar comulgando con lo imposible.

Cuando un anciano está devastado, relegado al otoño de los recuerdos, no hay mayor aliciente que una buena historia novelada. Poco a poco, sin prisa, congela la nostalgia para empatar con la tibieza de un pasado que sigue siendo suyo.

Cuando un romántico aventurero desea sorprender a su amante con un suculento platillo, no hay como un buen libro de recetas caseras. Cada palabra va a parar a la olla o al sartén para tornarse sabor, textura, aroma. Inaudita sensualidad.

Cuando un viajero empedernido ahorra durante años para emprender la aventura de su vida, no hay como una buena guía de viajero. Bajo el sol, bajo la lluvia torrencial de lugares inhóspitos, lo llevará debajo del brazo como su mejor y más sabia compañía.

Cuando una persona está deprimida, el cauce de su vida se ha suspendido en la desesperanza, no hay como una buena biografía para apartarlo del desaliento. Para descubrir por medio de otras vidas, que no es el único dueño del dolor.

Cuando una quinceañera, cuando un quinceañero, experimentan mariposas revoloteando entre sus venas, no hay como una buena novela de amor. Entonces despegan del piso, inventan alas, para descubrir a qué saben las nubes.

Cuando un pueblo está agobiado, asfixiado por el desaliento de la exclusión, por el dolor sistémico que producen frustradas reivindicaciones, no hay como un buen libro de memoria histórica. Entonces se transita por los linderos de un pasado que sigue extraviado en el presente. ¡Que urge resolver!

¡Los libros! Bálsamo exquisito de la existencia. Refugio seguro. Despegue y aterrizaje. Síntesis. Aventura. Pasión de lunas llenas. Posiblemente lo imposible. Desgarre. Aprendizaje continuo. Caricia irreverente. Furia. Suspenso escalofriante. Beso. Amalgama ineludible de todo aquello que no hemos sido, pero quisiéramos ser.  Donde lo que no es, es.

Asista a la Filgua. Maravillosa oportunidad. Está a tiempo de llenar vacíos, cerrar círculos, apaciguar frustraciones, y experimentar la aventura de vivir varias vidas a la vez. (¿Y por qué no una novela policial?).

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Exdirigente magisterial es beneficiado con arresto domiciliar

Caal permaneció prófugo durante casi cuatro meses, se entregó al Juzgado de Alta Verapaz.

noticia Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Buscan imputarle tres delitos a ex Ministro
noticia Carlos A. Dumois /DUEÑEZ EMPRESARIA
China, ¿líder tecnológico?

Es hora de revisar si estamos tomando en cuenta el desarrollo tecnológico con seriedad.



Más en esta sección

Las compras de la PNC bajo la administración de Tzuban

otras-noticias

Cientos de manifestantes mantienen activa la Plaza

otras-noticias

Relatos de una injusticia

otras-noticias

Publicidad