[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Petén: ¿Dónde estuvo el Ejército?

opinion

Mejor sentémonos a esperar la honrosa recuperación.

 

El territorio de Petén, históricamente, ha sido asediado por nuestros vecinos y por todos los piratas que durante el siglo XVIII llegaron a nuestras tierras, con el claro propósito de adueñarse de ellas. Asómbrese. En ese entonces, existió también un militar guatemalteco, valiente y patriota, que tenía el grado de Sargento, se llamaba Melchor de Mencos, y con un grupo de 50 hombres, en una acción enérgica y decidida, en 1754, en las batallas de la Hacienda de San Felipe y la de Laguna Coba, expulsó a los piratas ingleses hasta hacerlos retornar al litoral y embarcarse de nuevo. Sin embargo, sus patentes de corso abrieron campo para llamar la atención del reino y ya en el siglo XX tras los intentos de don Miguel Ydígoras Fuentes y de Kjell Eugenio Laugerud García, –ambos Militares–, de recuperar el territorio en una lucha bélica honrosa, ningún gobierno militar los secundó y Belice fue entregado, sin siquiera que, a estas alturas, se haya definido claramente las líneas limítrofes entre los dos países.

Sin embargo, la preocupación oficial por el resguardo militar del disminuido territorio consecutivamente ha existido desde l826, cuando se fundó el Ejército, hasta convertirse actualmente en la Primera Brigada de Infantería “General Luis García de León” que se identifica como una brigada con “el estricto apego y cumplimiento de las leyes y reglamentos militares vigentes y de los Derechos Humanos. Así como, evaluar las labores desarrolladas por Oficiales, Especialistas y Soldados, agregado a la afirmación de que, durante este gobierno se dedicarán a reconstruir 8 mil kilómetros de carreteras y a continuar manteniendo la soberanía y el honor de la Nación”.

Los guatemaltecos podríamos esperar, entonces que, a partir del 2016 el Ejército sí se preocupará por resguardar la soberanía del país en ese territorio, tan abandonado a la voluntad de los narcotraficantes y de los traficantes de personas, en las últimas décadas, porque lo utilizan como mejor les conviene, sin que exista autoridad civil o militar que se les oponga. Mejor dicho, con la libertad de asesinar a los representantes del Conap, masacrar campesinos, o deshacerse del líder que se animó a denunciar la contaminación en el río La Pasión.

Es lamentable que los gobiernos civiles sucedidos desde l985 tampoco han demostrado alguna firme decisión para equipar y abastecer al Ejército de cuidar con celo ese riquísimo territorio. Ni siquiera cuando desde 1990 fue creada la Reserva de la Biosfera Maya se le puso atención decidida a esos tesoros. En sus 21 mil 600 kilómetros cuadrados la situación de abusos e impunidad se ha desarrollado porque ahora los grupos armados llevan a cabo su estructura: Los campesinos invaden, venden la madera o queman, ceden los territorios y se van a seguir con lo mismo a otra zona. Se dice que tienen una vigorosa alianza con narcos y narcoganaderos, para destruir cuanto vestigio de selva vaya quedando. ¿Y ante tales violaciones de la soberanía? Qué se ha hecho.

¿Y ante ese despojo anunciado, desde que Virgilio Rodríguez Macal publicó su primera novela, ¿Cómo se han recuperado los vastos territorios que posee el Estado de Guatemala en las zonas de reservas? Es muy fácil adivinarlo. No existe la decisión política de lograrlo. Y los dirigentes saben que, con solo limitar presupuestos, despedir empleados de las instituciones que lo resguardan, no hacer caso de las 70 pistas de aterrizaje clandestinas, ceder tierras para la explotación petrolera, etcétera, es la forma más inn de entregar la soberanía de un país, sin que el pueblo se dé cuenta. ¿A cambio de qué? Mejor sentémonos a esperar la honrosa recuperación.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico
Trabajador de Energía y Renovación herido en San Mateo Ixtatán
noticia Tulio Juárez
Tras su captura casi a medianoche en la Terminal Aérea La Aurora, hospitalizan al propietario de empresa hotelera

Carlos Enrique Monteros Castillo, quien permanece internado, y el también detenido gerente administrativo del Camino Real, Óscar Jiménez Contreras, son señalados de defraudación tributaria y casos especiales de defraudación tributaria por unos Q12 millones.

noticia Leonel Grajeda/ DPI 2646 87361 0101
El ciclismo chapín


Más en esta sección

The Garifuna Collective

otras-noticias

Las compras de la PNC bajo la administración de Tzuban

otras-noticias

Cientos de manifestantes mantienen activa la Plaza

otras-noticias

Publicidad