[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿En qué país estamos?

opinion

En otros casos, también se actúa como si nada hubiese pasado.

Quizás en otros países sucedan las mismas incongruencias, indolencias e incompetencias, que se evidencian en Guatemala, en donde no solo ¡se ven muertos acarrear basura, sino que basura acarreando muertos!

Sucede por ejemplo, con el respeto a los derechos legítimos, base de la convivencia civilizada: En nuestro medio, autoridades y funcionarios practican el respeto de los derechos de algunos, independientemente de consideraciones sobre su legitimidad, dada la forma anómala de cómo esos derechos fueron establecidos o “ganados” con base a transas y acuerdos mafiosos que los deslegitiman desde su origen, tal como ocurre con varios pactos colectivos de trabajo firmados por algunas entidades estatales, caracterizados por desmedidas condiciones salariales y laborales, con graves implicaciones de desigualdad y discriminación, que distan enormemente de las de decenas de miles de trabajadores públicos, que desempeñan sus labores en condiciones paupérrimas, más importantes y sacrificadas que las que realizan los “trabajadores” del Congreso, y con diferencias abismales respecto a millones de esforzados trabajadores guatemaltecos que bregan en condiciones laborales miserables, a pesar de preceptos constitucionales que prescriben similares remuneraciones para características similares de trabajo. ¡Pero allí se siguen pagando los super-sueldos y las plazas fantasma!

En otros casos, también se actúa como si nada hubiese pasado, por ejemplo, en el TSE se informa que se afinan los cálculos y me imagino, se prepara el pago de la “deuda política”, esa que se origina en los poco más de Q15 (quince quetzales) por voto y, espantémonos, se incluye a los partidos Patriota y Lider, seriamente cuestionados y a punto de desaparecer.

Otros se manejan con guantes blancos y cuidadosos procedimientos, por ejemplo, los derivados de casos de corrupción develados recientemente. En el caso del IGSS, uno de los ámbitos de mayor incidencia de los “negociantes de la salud”, las cosas siguen igual que antes; incluso, el Gerente fue destituido y enviado a prisión, y no ha de ser el único, lo que significa que oyen la tempestad pero no se persignan, cuando en verdad debieran estar postrados pidiendo perdón. En lo relativo al Micivi, proyectos multimillonarios ejecutan financieramente el cien por ciento, pero el avance físico de la obra se queda en 33 por ciento; y sin embargo, se afirma que una de las primeras decisiones del Ministro actual, consistió en descontinuar el contrato de servicios profesionales a cargo del seguimiento físico y financiero de los proyectos, como que si lo que se quisiera es ignorar y dejar que en río revuelto ganen los pescadores de ventajas y fraudes.

Y otras dos rarezas: en Guatemala hay un déficit impresionante de agua potable; desde hace más de un lustro, la Cooperación Española donó millones de dólares para contribuir a reducirlo y, da vergüenza propia, que nuestra “institucionalidad” aún no procesa legalmente la donación y está a punto de perderse; y, la otra, ¿por qué no se anula el contrato de TCQ de un solo tajo, un contrato a todas luces espurio, del que no pueden emanar derechos legítimos para quienes lo pretendían realizar?

Lo cierto es que impotentes, los guatemaltecos observamos como el tiempo pasa y prevalece la indolencia o incompetencia de quienes tienen la responsabilidad de impedir que los legítimos derechos de los ciudadanos se pisoteen y que, como consecuencia, se desatiendan las razones de la existencia del Estado y para la práctica de sus políticas en beneficio de todos.

¿En qué país estamos?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes elPeriódico
Petén, un destino ideal para eventos

Negocios locales y la Gremial de Bodas y Lunas de Miel de Guatemala buscan posicionar al departamento como anfitrión de eventos a nivel regional.

 

noticia Katerin Chumil / elPeriódico 
Magistrada Dina Ochoa: “En ningún momento participé en representación de delegación gubernamental”

Asegura que su reciente viaje a Washington fue por motivos personales y académicos planificados previamente, aunque sí acepta haber estado en la Casa Blanca.

noticia Salvador Paiz
“Para atrás, ni para agarrar impulso”

En el 2012 Guatemala se convirtió en el último país en la región en elevar el mínimo de años requeridos para la formación inicial docente, adicionando dos años. A partir de ello, los aspirantes a maestros cursarían durante dos años un Bachillerato en Ciencias y Letras con orientación en Educación y luego tres años un profesorado a nivel universitario. La Corte de Constitucionalidad (CC) amenaza con revertir este avance. Habrá quienes argumentan que no debemos dar este paso porque no existen capacidades a nivel universitario para atender ciertas consideraciones. La respuesta a este argumento es: generemos estas capacidades en lugar de regresar a un modelo insatisfactorio.



Más en esta sección

Manifestantes de Sololá piden destitución de Giammattei

otras-noticias

Japón aporta US$4.5 millones para proyecto de reintegración económica de jóvenes migrantes

otras-noticias

Alcalde de San Cristóbal Totonicapán ofreció cupones de alimentos a cambio de votos el día de las elecciones

otras-noticias

Publicidad