[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La Sexta

opinion

Ponernos de acuerdo llevará 30 años por creer saber de todo y no saber nada.       

Hace años fue el paseo preferido de la juventud y sextear la moda, intercambiando miradas y suspiros inocentes, el amor flotaba en el aire sin olor a marihuana ni a golpe de ala, uno se bañaba o lo bañaban a morongazos como dice el alcalde Arzú. Sería pecado olvidar el Fu Lu Sho, el Sexteo, Frankfurt, las Diamelas en la quinta, Gambrinus en la quince calle entre sexta A y séptima avenidas, y otros que escapan a la memoria. En esa época daban golpes de Estado proclamándose caudillos, herencia española que bailó sola hasta la independencia que no fue real ni será por depender las economías periféricas del primer mundo. Con el tiempo la Sexta perdió el encanto convertida en mercado de pulgas muriendo lentamente. En la esquina de la once un bolo decía cada día: A la culta población/le pido contribución/para comprar guaro de a galón/no necesito un melón/menos un sermón /bebo con discreción /si sale un reventón/ le entro al vacilón/sin discusión/ soy ladrón de amores/me robo los mejores/de lo bueno poco/y aunque digan que estoy loco/ conquisto poco a poco/evitando querellas/con doncellas/el que no sabe amar/que aprenda a callar/al pasar la tormenta viene la calma/en el fondo del alma. Los ingleses tomaron posesión de las banquetas, nadie les tocaba un pelo y si un policía le daba un garrotazo a un ladrón poco faltaba para lincharlo acusado de violar los derechos humanos, pidiendo quitarle en público los galones y los pantalones.

De repente San Arzú hizo el milagro y se fueron al Amate. Además de hacer sus lenes la Sexta recuperó su brillo, no el encanto del pasado lleno de saudades y suspiros de generaciones que ya dejaron el planeta y otras que se irán con su maleta de sueños que no se volverán a repetir en este mundo cruel, que fue nuestro y sin avisarnos cambió hasta la forma de cantinear: si alguien de la quinta edad le entra a una patoja sin disparar un billete verde de los buenos, le mientan la mother. Como los ingleses son necios y regresan a ocupar los espacios, la Policía Municipal los corre un día sí y otro tambor. Esa necedad le provoca agruras a don Álvaro y pierde lo que no tiene: paciencia. Dicen que en su célebre discurso celebrando el cuarto aniversario del Amate le dijo al pópulo: miren muchá, un montón de jodidos no entienden y andan queriendo poner ventas en la Sexta. Como a mí hace rato me llevan ganas y me quieren joder, si mando la Policía a sacar esa bola de cabrones y se agarran a trompadas me acusan en la PDH, no digamos si por casualidad le dan un tiro a un pendejo. La solución es sencilla, para que no los jodan con la competencia desleal les voy a dar unos palos y los sacan a morongazos, así me ayudan: ¿Estamos? Siiii, contestaron mansos y mensos. ¡A la puya! gritaron una viejas. Y el alcalde dijo: no se manden muchá, aquí no se puya a nadie, esa harina es de otro costal. La gente se calmó y decía: ojalá construya tres edificios en el mercado sur, con espacio suficiente para los inquilinos actuales y los vendedores de la 18. Amén

Álvaro es cuestionado por los fideicomisos, su mala relación con la prensa, la obra cosmética, no construir el metro y un largo etcétera. Pero nos guste o no fue presidente, y alcalde el tiempo que ha querido diciendo que el presupuesto de la Muni no alcanza y poco puede hacer. Político es, tonto no. El sucesor dirá lo mismo y lo único claro es que los graves problemas de la ciudad de naturaleza diversa persisten y no los resolverá ningún alcalde sin la participación del gobierno central por la elevada inversión requerida. Ponernos de acuerdo llevará 30 años por creer saber de todo y no saber nada, además de no pagar impuestos, la excusa: Se los clavan. Solución hay pero nos hacemos los locos y vivimos llorando, quizá porque el llanto esconde todo, dice todo y no dice nada.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Roberto Antonio Wagner
Belice y el ejercicio de la soberanía (I)

A nivel internacional, la soberanía busca que los diferentes Estados sean actores iguales entre sí.

noticia
Inmunidad
noticia
Jueves 23 de Marzo de 2017


Más en esta sección

Directivos y jefes de bancada han cobrado Q10.6 millones de enero a octubre

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

El “Zar” de los pupitres

otras-noticias

Publicidad