[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Foro Económico Mundial (WEF) de Latinoamérica 2016

opinion

Un evento que deja muchos retos para la región (Parte 2 de 2)

 

Continuando mi columna de la semana pasada, es importante también reconocer que el WEF dejó algunos temas que para el caso de Guatemala son preocupantes, especialmente en el ámbito económico.

Durante el último trimestre del año, el índice de confianza de la actividad económica ha mostrado un estancamiento alrededor de los 61.67 puntos porcentuales, el índice mensual de la actividad económica sigue cayendo, llegando a su punto más bajo en meses de 3.12 por ciento, el crédito al sector privado sigue estancado y las licencias de construcción están paralizadas, demorándose por la falta de claridad en el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, de cómo aplicar las normas técnicas para emitir dictámenes sanitarios.

Ante este panorama económico en el que se encuentra Guatemala, el Foro Económico Mundial dio ciertas luces sobre las cuales es importante que todos comencemos a reflexionar. Existe una agenda económica que debe impulsarse con más fuerza y hacer frente a lo que el WEF ha llamado “la intervención de actores externos que lucran del conflicto”, esto debido a que muchos de los paneles, especialmente el que tocó el tema energético, mostraron la necesidad de que los gobiernos locales tengan la capacidad de recibir impuestos que pagan las empresas, en proyectos que generen desarrollo en los municipios donde se realizan las inversiones, además de que es importante que las autoridades, investiguen a actores que se dedican a lavar grandes cantidades de dineros que vienen de fondos de cooperación, para fomentar la conflictividad.

Este caso se ejemplifica, en el caso de Guatemala, en cómo proyectos hidroeléctricos en el país han sido atacados de tener malas prácticas ambientales, cuando en realidad son mecanismos para generar ingresos para líderes que no son del área, pero que ven un gran beneficio económico de países como España o Noruega, quienes a través de agencias de cooperación bien intencionadas, se dedican a financiar conflictos sociales en el país.

Este tipo de prácticas son notorias en varios países, incluyendo: Colombia, Perú, Chile e incluso algunos proyectos en Brasil, donde las agencias de cooperación financian a grupos que se dedican a criticar a los proyectos empresariales. En el caso de Guatemala, llama la atención que se generan conflictos en áreas del río Cahabón, cuando ríos como el Motagua están totalmente secos, pero como allí no hay proyectos empresariales, no tienen herramientas sobre las cuales pueden lucrar.

Este sin duda está siendo uno de los problemas regionales más complicados que países como Guatemala deben atender, para que la inversión extranjera no siga cayendo.

@jczapata_s

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Renzo Lautaro Rosal
2016, más que corte, transición

Utilicemos estos últimos días de diciembre para tomar nuevas fuerzas.

noticia José Barnoya
La Huelga y su nahual

A pesar de sus 96 años, las estrofas de “La Chalana” siguen intactas y vigentes.

noticia JOSÉ DAVID LÓPEZ jlopez@elperiodico.com.gt
CSJ deja fuera de contienda a precandidatos


Más en esta sección

Tyson empata en su memorable regreso

otras-noticias

Hamilton: «Fue un accidente terrorífico»

otras-noticias

Bancadas de oposición del Congreso se reunieron con delegación de la OEA

otras-noticias

Publicidad