[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

“Oscura Transparencia”, quinta edición

opinion

Ahora me uno al pueblo como siempre para apoyar a Thelma Aldana y a la CICIG.

La política de EE. UU. hacia Guatemala cambió a positivo al final de la Guerra Fría, lo cual el pueblo celebró, pues por décadas le dio la espalda para beneficiar a la minoría. Por ello Clinton pidió perdón en 1999, un perdón que deberían imitar algunos generales y grandes empresarios. El apoyo que ahora da Washington a favor de la justicia para las mayorías en esta década ha sido clave para comenzar a sacar a las huestes de Xibalbá que se apoderaron de Guatemala para su beneficio. Hubo un intervencionismo estadounidense negativo antes de 1991 y una acción de cambio como el que ahora desarrolla Washington a favor de Guatemala. Eso debe quedar claro.

En mi novela Oscura transparencia, la caída de Arbenz, muestro el viejo intervencionismo de Washington cuando el mundo vivió la absurda Guerra Fría, donde tanto Moscú como Washington dirigieron un mundo bipolar cada una en su zona de influencia. En el caso de Arbenz, Washington actuó para contener a Moscú y el comunismo. Moscú fue implacable con los países que quisieron liberarle de su control, lo mismo que Washington en este hemisferio. Las dos capitales manejaron el mundo y sus países satélites y todos los países del planeta sufrieron.

Celebro la 5ª. Edición de Oscura transparencia, que Edinter publicó en 1994 por vez primera. La redacté durante un semestre en que fui profesor invitado en el área de relaciones internacionales por la Universidad de Georgetown en Washington, como investigador del Instituto de Investigaciones de la Escuela de Ciencia Política de la Usac. Este, en octubre, cumplirá 40 años. Así, en Washington en 1989, me acerqué a los documentos que había leído Piero Gleijeses en los Archivos Nacionales y fui viendo con ojos de guatemalteco los desclasificados sobre la caída de Arbenz, sobre todo los informes que enviaba John Peurifoy a Washington y las instrucciones que él recibía, que fueron la sustancia de la novela. Luego vinieron más lecturas y entrevistas al volver a Guatemala para tener más información. Usé un “vidente” de ficción para enlazar la narración centrada en Arbenz y sus vicisitudes hasta que quedó solo en junio de 1954. Al final de la novela se sugiere que los militares no se involucren más en política porque no conviene a la sociedad.

Luego continué escudriñando nuestra historia más a fondo atraído por esa figura controversial que era Rafael Carrera Racacarraca, el que levantó a los pueblos y que creó un primer Estado intercultural en nuestro continente. Los liberales, conservadores y marxistas trataban muy mal al caudillo Rafael Carrera. Contra la historia oficial así escribí La montaña infinita, con él como protagonista, apoyado por los pueblos originarios de 1839 a 1865. Esa mayoría le fue clave para darle peso mayor a Guatemala en Centroamérica y ahora eso es vital para renovar nuestro Estado hecho añicos por la clase política. A la vez, investigué nuestra Relaciones Internacionales, mi área académica de estudios.

Este 28 a las 7:00 p. m. Sophos me ha invitado a hablar un poco de mi obra y los invito a asistir con una copa vino en mano.

Ahora me uno al pueblo como siempre para apoyar a Thelma Aldana y a la CICIG, mientras celebro un nuevo aniversario de la gran Revolución estadounidense de 1776, cuyos principios democráticos seguimos junto al ideario de Roosevelt y Arévalo, que guían nuestra inédita revolución, cuya heroína es Thelma Aldana. Ella fue amenazada de manera cobarde, como señaló el presidente Morales, y cuestionada por los oscuros demonios de Xibalbá porque tuvo el coraje de sacarles a luz sus fechorías. Esos demonios hacen lo posible por desacreditarla para mantener el statu quo de corrupción, evadir y pagar pocos impuestos, que debería penarse como traición, para que el pueblo siga enfermo, pobre, sin educación, sin carreteras… Pero eso se acabó ya que tenemos nuestra revolución, al develar nuestra oscura transparencia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Phillip Chicola
Una independencia conservadora

Era preciso cambiar, para que todo siguiera igual.

noticia AFP
Ocasio Cortez denuncia «campos de concentración» para migrantes en EEUU

El uso de la expresión «campos de concentración» generó revuelo en las redes sociales y la congresista republicana Liz Cheney aseveró que las declaraciones de Ocasio eran una deshonra para la memoria de las víctimas del Holocausto y para la propia representante demócrata.

noticia Enrique García elPeriódico
Ejecutivo cabildea leyes con diputados

El paquete incluye aprobación de las reformas al Presupuesto de 2016, la ley de ganaderos y la sanción del Ejecutivo al convenio en materia fiscal.



Más en esta sección

Camtur e Intecap lanzan herramientas de formación para prevenir COVID-19

otras-noticias

Sector de alimentos rechaza nuevas tasas de servicios del Ministerio de Salud

otras-noticias

Manifestantes de Sololá piden la renuncia de Giammattei

otras-noticias

Publicidad