[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

No le hagamos daño al prójimo

opinion

Se nos habla de muchas teorías, propuestas, planes de refundar al país porque sus instituciones se encuentran colapsadas y eso no es cierto. Ni al hombre hay que refundar porque fue creado a imagen y semejanza de Dios.

El titular más parece una súplica, y es una súplica. Impactados y aterrorizados nos encontramos los guatemaltecos con cada denuncia que aflora sobre el grado de descomposición social y política, escandalizados por los titulares de los medios amarillistas que con fotografías profusas y textos dan a conocer la realidad nacional, en donde los muertos de cada día suben el índice y el nivel, dejando una estela distinta al país que nos dibujan con frecuencia. Jovencitas violadas, embarazadas, asesinadas, involucradas en grupos antisociales y desnudando la pobreza moral, económica de muchas familias, y los linchamientos haciendo su propia justicia los pobladores cansados para detener el robo, el asalto, porque ya no confían en el sistema judicial.

Y cuando se pregunta por qué suceden estas cosas, la respuesta irreflexiva busca apoyarse en que estos son los tiempos que nos toca vivir. Nada menos cierto que esto, porque la realidad es que el hombre se ha apartado totalmente de los caminos de Dios y ha sido influido por las doctrinas e influencias filosóficas en las que por un lado se da paso al libertinaje, a la falta de respeto y a la ausencia de valores. Si siguiéramos los consejos bíblicos que nos dicen que “preservemos el camino de los santos para entender justicia, juicio y equidad y todo buen camino” le daría valor a la vida propia y ajena, porque no le daríamos daño al prójimo. El daño no es solo golpearlo, secuestrarlo, robarle, extorsionarlo, para quitarle lo que ha ganado con el sudor de su frente, con su esfuerzo. Es también matarlo por negligencia, por desfalco, por robo y falta de asistencia médica y de medicamentos. Es también por medio de la corrupción en todas sus expresiones.

No le hagamos daño al prójimo, no es solo con la actitud del buen samaritano, es también no persistir que colapse la asistencia social, alimentaria, hospitalaria, médica, escolar. No desearás el bien ajeno, dice la Biblia y no vengamos ahora con la historia que todos los tiempos han sido igual. También es cierto que nunca hubo acciones porque el despilfarro no fue galopante, cínico y descarado y porque ahora se manifiesta una oposición a todo lo bueno para llamarlo malo y el apoyo a todo lo malo para decir que es bueno. Se necesita un esfuerzo anímico, físico, mental y espiritual, una actitud, una determinación para que podamos cambiar, pero no depende de nosotros, depende de nuestra actitud frente a las enseñanzas bíblicas para cambiar, para que como dicen los proverbios “Andarás por el camino de los buenos y seguirás la senda de los justos. Pues los íntegros, los perfectos, habitarán la tierra y permanecerán en ella”.

Se nos habla de muchas teorías, propuestas, planes de refundar al país porque sus instituciones se encuentran colapsadas y eso no es cierto. Ni al hombre hay que refundar porque fue creado a imagen y semejanza de Dios, lo que sí hay que hacer es que el hombre cambie el corazón de piedra que tiene y tenga uno de carne y eso solamente el Creador puede hacerlo cuando volvemos nuestro rostro hacia el suyo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Plan de temporada de Grupo Solid

La empresa organizó una fiesta para premiar a sus socios.

noticia Andrea Paola
VIDEO: Perrito ayuda a su amiga vaca y la lleva a comer
noticia Redacción/Oculta
Alejandra Flores, en concierto

La cantante nacional se presenta hoy en La Antigua.



Más en esta sección

Día del Periodista

otras-noticias

Autoritarismo policial y criminalización de la protesta social

otras-noticias

Retrato del dictador

otras-noticias

Publicidad