[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Universidad de Costa Rica entrega doctorado “honoris causa” al sociólogo guatemalteco, Edelberto Torres-Rivas (Parte II)

opinion

Recientemente fue honrado por la academia norteamericana reunida en la Latin American Studies Association –LASA–

Edelberto ayuda a organizar la Asociación Centroamericana de Sociología –ACAS– y a realizar el Congreso Latinoamericano de Sociología de la Asociación Latinoamericana de Sociología –ALAS– que se desarrolla en San José de Costa Rica en 1974.

Colabora con decisión para que CLACSO imparta su maestría en sociología rural en Costa Rica y en torno a 1980 se incorpora al Instituto Centroamericano de Administración Pública –ICAP– para impulsar la evolución del sector público en el Istmo. Junto a Gabriel Aguilera Peralta funda el ICADIS y publican varios números de la Revista Polémica.

Su obra mostraba cada vez más su preocupación por la explicación científica de las crisis y alternativas de Centroamérica. En 1985 es designado Secretario General de la Facultad Latinoamericana de Sociología –FLACSO– y durante su gestión se fundan tres sedes de la entidad en Guatemala (1987) y en El Salvador y Costa Rica en 1992.

A mí, durante los años de estudio en Sao Paulo, Brasil me impresionaron las diversas publicaciones que Torres Rivas hizo en relación a La caída de Árbenz y los contratiempos de la Revolución Burguesa, que por entonces leí en la Revista Mexicana de Sociología –que me impulsó a estudiar a fondo la Revolución de Octubre de 1944-1954; sobre la cual compilé y publique dos tomos– y los varios artículos que Fernando Henrique Cardoso publicó de Edelberto, así como los colegas del Centro Brasileiro de Análise e Planejamento –CEBRAP–, que publicaron el clásico ensayo de Torres Rivas, sobre la crisis económica, social y política de Centroamérica, especialmente en los años ochenta titulada O que o vento nao levou (Lo que el viento no se llevó), en la Revista Estudos do CEBRAP.

Lo conocí personalmente en el Congreso Latinoamericano de Sociología de ALAS realizado en Río de Janeiro en 1985, junto a la inolvidable socióloga guatemalteca Silvia Contreras. Cuando se acercaba la conmemoración del V Centenario del “Descubrimiento y Conquista” de América, Edelberto se empeña junto a varios científicos sociales centroamericanos y extranjeros en el estudio de la Historia y la Sociedad de la región, que culmina con la publicación de la Historia General de Centroamérica. A partir de la firma de los Acuerdos de Paz en la región, retorna a su país natal, Guatemala, en donde se ha desempeñado como Funcionario del Programa de Naciones Unidas y ha sido columnista de ElPeriódico, en su leída columna dominical.

También recientemente fue honrado por la academia norteamericana reunida en la Latin American Studies Association –LASA– con el premio a su libro Revoluciones sin cambios revolucionarios: Ensayos sobre la crisis en Centroamérica. Torres Rivas ha escrito 26 libros, 12 libros como editor o coeditor, 54 artículos y 34 prólogos entre otros. Edelberto contabiliza 198 trabajos científicos en su prolífera vida académica. Muchos de sus trabajos, escritos en castellano han sido traducidos al inglés, alemán, portugués, etcétera.

El profesor Rovira enfatizó que el legado del doctor Torres-Rivas, ciudadano centroamericano, ha sido su pionerismo en la modernización e institucionalización de las ciencias sociales en Centroamérica y su terca perspectiva científica de analizar e interpretar los problemas centroamericanos, en su integralidad. El Rector de la Universidad de Costa Rica, doctor Henning Jenzen Pennington dijo, además, que admiraba la valentía de Edelberto, quien siempre asumió la voz de los ciudadanos centroamericanos que, teniendo voz, no son escuchados.

Finalmente, le entregó el diploma y la medalla que lo acredita como nuevo doctor honoris causa de esa hermana universidad, de la que fue parte y ayudó a desarrollar. El hijo de don Edelberto Torres Espinoza, maestro excelso y el mejor biógrafo de Rubén Darío hasta la fecha y la maestra chiquimulteca, Marta Rivas, ha dado ya sus prolíferos frutos. Orgullosos su hermana Myrna y sus hijos e hijas, nietos y nietas y todas las personas que lo apreciamos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Niños de 168 municipios corren alto riesgo por falta de vacunación

Serían blanco de nuevos brotes de enfermedades como rotavirus y neumococo, que provocan infecciones de oídos, sinusitis, neumonías y meningitis.

 

noticia
Juramentan a presidente de JD de Bantrab
noticia Roberto Moreno Godoy
Políticas docentes en Guatemala

La educación que tenemos no es la que queremos..



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

La de la insólita calle

otras-noticias

Gobernar no es encubrir juegos sucios

otras-noticias

Publicidad