[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

“La Línea” en el transporte urbano de la capital (I parte)


Esta vez les toca a los funcionarios del Estado y de la Municipalidad capitalina, que en contubernio con la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos han saqueado las arcas nacionales.

foto-articulo-Opiniones de hoy

El Ministerio Público –MP– y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala –CICIG– deben acertar otro golpe contundente a la red de corrupción que se ha valido de los recursos del Estado para enriquecerse, a sus anchas. Esta vez les toca a los funcionarios del Estado y de la Municipalidad capitalina, que en contubernio con la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos –AEAU– han saqueado las arcas nacionales y brindado un servicio pésimo a la población capitalina. El millonario subsidio ha sido entregado, desde los tiempos de Abundio Maldonado Gularte, por lo menos. Tenemos registros a partir de 1986, cuando el subsidio se fue entregando a los “empresarios” del transporte urbano de la capital, especialmente para gastos de operación, combustibles básicamente, sin ningún control, registro contable y fiscalización adecuada por parte del Estado y/o Municipalidad y por parte de los “empresarios” del sector privado. En cinco años, durante 1986 y 2004 se dio en dos ocasiones el subsidio solo para adquisición de infraestructura (compra de buses), específicamente para 1998 (Óscar Berger Perdomo, alcalde y Álvaro Arzú, presidente) y 2001 (Fritz García-Gallont, alcalde y Alfonso Portillo, presidente), más de Q40 millones cada año y para los años de 1999 y 2000 una parte en combustibles y otra en infraestructura, que rondaron más de Q100 millones cada año. Lo mismo sucedió en 2002, en la que obtuvieron más de Q80 millones.

Entre el año 2004 y 2012 (Arzú, alcalde y Berger/Colom Caballeros, presidentes) los “empresarios” del transporte urbano capitalino obtuvieron Q54 millones en ese primer año, en el 2005; Q132 millones, en el 2006; Q160 millones, en el 2007; otros Q200 millones, en el 2008; Q346 millones hasta llegar al mejor año, durante el gobierno de Álvaro Colom Caballeros y su flamante secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos Cámbara, de Q283.2 millones más los recursos para comprar el sistema prepago al que le asignaron otros US$35 millones (otros Q240.0 millones). Es decir que se despacharon entre funcionarios de gobierno, tanto nacional y como municipal y los empresarios de la AEAU; Q523.2 millones en un solo año. En suma, en este período recibieron Q1,175.2 millones como subsidio y otros Q240.0 millones para implementar en empresas privadas, como las que constituyen el Transmetro, el sistema prepago con recursos públicos. Ahora que existen las denuncias penales concretas realizadas por la Contraloría General de Cuentas en el Ministerio Público y la de la Procuraduría General de la Nación, deben ser investigados los representantes legales de las cuatro empresas que integran el Transurbano, señores Rudy Leonel Maldonado Castillo, Luis Alfonso Gómez González, Víctor Hugo Figueroa Ortiz y Mario Enrique Vargas Salazar, además de los funcionarios de gobierno, desde el entonces presidente de la República, Álvaro Colom Caballeros y municipales, el Concejo Municipal de la capital en pleno, que dieron tan generosos subsidios, con recursos públicos, los primeros y no regularon el servicio, los segundos. Este proceso debe incluir a los diputados del Congreso de la República de entonces y a los Ministros y Viceministros de Comunicaciones.

Continuará…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Méndez Vides
Patria

Viaje al centro de los libros

noticia AFP
El fundador de Playboy Hugh Hefner muere a los 91 años
noticia Geldi Muñoz Palala elPeriódico
Turismo interno comenzó con proceso de reapertura

Empresarios del sector buscan ofrecer el servicio, garantizando los protocolos para evitar contagios y que sus negocios se vuelvan a cerrar.



Más en esta sección

Los 48 Cantones de Totonicapán y el Parlamento Xinca se dirigen al Congreso y Casa Presidencial

otras-noticias

La de los ejotes largos.

otras-noticias

5 minutos

otras-noticias

Publicidad