[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Compras y crisis gubernamentales

opinion

Guatecompras, un componente que prometía ser modelo para otros países, se quedó como una vitrina de la corrupción.

Las compras que realizan los gobiernos representan en promedio de un diez a un 15 por ciento del Producto Interno Bruto, siendo un instrumento estratégico para la promoción de políticas públicas que van más allá del ahorro y la transparencia, como el impulso de las micro y pequeñas empresas que son las grandes empleadoras en países latinoamericanos como Guatemala.

Mientras la mayoría de países de la región están consolidando sus sistemas de compras públicas, Guatemala lo abandonó por completo al punto que de haber sido en el 2005 Guatecompras un componente que prometía ser modelo para otros países, se quedó como una vitrina de la corrupción pues el mayor valor que representaba era transparentar la corrupción de las compras de los sucesivos gobiernos de turno. Su desmantelamiento fue progresivo y deliberado. Era un contrasentido que gobernantes cuya principal motivación es hacer negocios turbios con los recursos del Estado, se ocuparán de fortalecer su sistema de compras. La descomposición avanzó al punto que ya no fue suficiente expoliar los impuestos a través de sobrevaloraciones y contratación de servicios innecesarios y hasta inexistentes como la famosa agua mágica para limpiar el lago de Amatitlán, los planes de la corrupción ambicionaron aún más, llegando a pignorar los dineros de las arcas nacionales como lo retrata el caso de defraudación aduanera de La Línea descubierto por la CICIG. Así las cosas, mientras países como Chile, Brasil, República Dominicana y los mismos Estados Unidos están adjudicando cada vez más contratos del presupuesto nacional a las micro y pequeñas empresas, como parte de una política pública de promoción de este sector, además de fortalecer los contratos marco o abiertos como se conoce en Guatemala, y generando plataformas de datos abiertos para que los ciudadanos accedan sin límites a la información de lo que compra el Estado, en nuestro caso nos toca empezar a organizar lo poco existente y reconstruir lo desmantelado. Para esta tarea se requiere de personal técnico especializado identificado con la misión del Estado, que cuente con respaldo político de alto nivel. Desafortunadamente, los gobernantes que llegan al poder ni siquiera logran entender la importancia de contar con tal sistema, mucho menos vemos asignarle recursos necesarios para su funcionamiento. No entienden que orientar recursos a esta tarea es una inversión que se paga sola y puede dejar millonarios ahorros si la mayoría de las compras son competidas y transparentes, liberando recursos para otras necesidades, especialmente en este momento de crisis fiscal. No es casualidad que la crisis de corrupción política que hizo caer al gobierno Patriota y que se fue incubando en sucesivos gobiernos, estuviera acompañada del desmantelamiento del sistema de compras gubernamental. Sin temor a equivocarme, puedo afirmar que aquellos países que carecen de un sistema sólido de compras gubernamentales no solo son más proclives a mayores niveles de corrupción, sino a favorecer el mercantilismo empresarial pues las empresas en lugar de dedicar recursos para la innovación y la mejora de sus productos, orientan los mismos a mantener redes de influencia y protección que les aseguren contratos con el Estado.

Cuando se terminó de diseñar Guatecompras a fines del 2004 como parte de un préstamo del Banco Mundial destinado a crear las primeras herramientas de gobierno electrónico (Siaf, Sicoin y otros), ninguna institución pública estaba interesada en utilizar la herramienta y fue gracias al compromiso y empeño del consultor internacional a su cargo, que buscó apoyos extragubernamentales, que desde Acción Ciudadana se presionó públicamente para que su uso llegara a ser obligatorio, incorporándolo al Reglamento de la Ley de Compras y Contrataciones que precisamente esta semana espera ser discutida en el Congreso, representando su reforma una oportunidad de oro para que la nueva administración se salga del carril del desorden y la opacidad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Geldi Muñoz Palala
Reporte de daños en cultivos por tormenta tropical van en aumento 

Las autoridades y el sector productivo se mantienen en monitoreo para medir el impacto.

noticia
Roatán, paraíso submarino de Centroamérica

A más de 400 kilómetros de Guatemala se ubica la isla de Roatán, Honduras y la línea aérea TAG ofrece paquetes a uno de los lugares en donde se puede realizar snorkel, buceo y apreciar uno de los mejores arrecifes del mundo.

noticia María Aguilar
El Archivo Histórico de la Policía Nacional en grave peligro

Comparto con los lectores la preocupación de la Asociación en Guatemala de Amigos de la UNESCO.



Más en esta sección

La SAT aprueba Tabla de Valores del Impuesto de Circulación de Vehículos

otras-noticias

«Podríamos haber ayudado más a Maradona», estima Klopp

otras-noticias

Rusia empezó a vacunar a sus militares contra el covid-19

otras-noticias

Publicidad