[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Morales y la “nueva política”


La transición del discurso de campaña a acciones de gobierno.

foto-articulo-Opiniones de hoy

La segunda vuelta no trajo sorpresas. Tal y como ya lo habían identificado las encuestas, Morales contaba con una ventaja significativa respecto a una Sandra Torres que no logró sacudirse el rechazo histórico de los sectores urbanos. Dicho y hecho. Morales se impuso con un contundente 67 por ciento de los votos.

Si bien dicha cifra le otorga una enorme legitimidad de entrada, bajo las condiciones de coyuntura y a la luz del despertar ciudadano, esa legitimidad resulta bastante volátil. Con una plaza movilizada y con las redes sociales facilitando la toma de conciencia y de organización ciudadana, los guatemaltecos demandan reformas institucionales, al tiempo que también se muestran intolerantes ante la mínima expresión de corrupción o de “vieja política”.

Bajo este contexto, Morales deberá transitar de candidato outsider a Presidente electo. Y si bien su imagen de antipolítico sustentó su crecimiento electoral, esa misma condición le generó dos debilidades: la percepción de una falta de conocimiento de temas públicos, y la sensación que su agrupación carece de los cuadros técnicos para gobernar.

He ahí el primer reto para el Presidente electo. En un corto plazo, deberá integrar un Gabinete de profesionales, que transmitan una imagen de probidad y conocimiento de temas públicos. El no contar con compromisos arraigados con una estructura partidaria, o una deuda significativa con financistas, le otorga a Morales mayor autonomía para lograr tal cometido. Una acción en tal dirección enviaría un mensaje de “la nueva política”. Pero por el contrario, si el Presidente electo retoma la práctica de la “vieja política” de asignar puestos a huestes de partido, o cuotas de poder por sectores, “la nueva política” se quedaría en discurso.

Un segundo reto está relacionado con la aprobación del Presupuesto. Por primera vez en 25 años, el Presidente electo carece de una bancada en la legislatura saliente. Menudo problema, puesto que el actual Congreso está llamado a aprobar el Presupuesto, base de toda política pública. La disyuntiva de Morales es compleja. La “vieja política” llamaría a buscar operadores en el actual Congreso, y apelar a las herramientas tradicionales de negociación legislativa: Listado de obras y plazas a cambio de decretos. En cambio, la “nueva política” podría incluir un esfuerzo de Morales de integrar un frente de presión ciudadana, mediática y multisectorial que obligue al Legislativo a aprobar un Presupuesto responsable y técnicamente viable.

El tercer reto requiere de cintura y compromiso con la probidad. Derivado del atípico proceso electoral, en el cual las tres principales fuerzas políticas del país fueron feneciendo (Lider, Patriota y ahora UNE), hoy sobran las redes de financistas, activistas y operadores que han quedado huérfanas. Todos ellos aspiran a acceder a negocios y plazas. Morales está llamado a colocar un cerco para evitar que las garrapatas de la “vieja política” se le cuelen en su equipo.

La prueba de fuego de Morales empieza rápido. Transitar del discurso de “nueva política” a acciones concretas resulta un imperativo. Las condiciones coyunturales del país le obligan a dar mensajes de liderazgo, transparencia y capacidad en un corto plazo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Claudia Ramírez elPeriódico
Inacif reporta más de mil exámenes por delitos sexuales en menores

La institución evidenció casos del 1 de enero al 29 de febrero de este año.

noticia Andrés Zepeda lacajaboba@gmail.com
Mienten los políticos, y mienten los medios

EL BOBO DE LA CAJA

noticia Richard Aitkenhead Castillo
2,700 contribuyentes, 76% de los impuestos

La forma más descarada es vender sin dar factura. En esta no gana el consumidor ni el fisco, solamente el vendedor.



Más en esta sección

La de Guatemala Inédita

otras-noticias

Pueblos indígenas piden la renuncia del Presidente y diputados

otras-noticias

El diálogo excluyente de Giammattei y otra comisión que duplica funciones

otras-noticias

Publicidad