[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La Revolución olvidada


Su política innovadora tuvo gran apoyo popular y el rechazo de los conservadores.

foto-articulo-Opiniones de hoy

Con el paso del tiempo su recuerdo se diluye sin que los jóvenes conozcan la realidad. Su legítimo heredero es el pueblo de Guatemala aunque no sepa defender sus conquistas, en todo caso, para saber lo que se hizo o dejó de hacer en la Revolución de Octubre de 1944 incluyendo el culto que se le dispensó, las causas y efectos de su decadencia y su manipulación, le corresponde a los historiadores reflejar los hechos en forma objetiva para que la juventud pueda saber la verdad y aprenda a respetarla. Su guía espiritual y uno de los responsables de sus frutos extraordinarios fue el ex presidente doctor Juan José Arévalo Bermejo, dejando entre otras cosas como legado una importante obra literaria que no se ha divulgado en forma adecuada. Supo ganarse la voluntad de las multitudes, siendo su mayor riqueza la autoridad que tenía sobre el pueblo que le profesó respeto, admiración y cariño hasta el último momento, su talento singular puso a los pies de la razón a sus propios adversarios políticos que siempre reconocieron sus méritos de maestro y humanista. Por seis años llevó al país con mano segura por el sendero del progreso y la paz social con su capacidad de persuasión para cumplir la ley a la que consideraba como Píndaro en una de sus odas, la reina de los inmortales y de los mortales, la única que hace legítima la fuerza. Utilizó la retórica con dignidad con discursos llenos de encanto y fascinación que no se han vuelto a repetir.

Se definió políticamente como social demócrata y humanista, coincidiendo con Ortega y Gasset en el concepto de que las verdaderas revoluciones son aquellas en que lo menos esencial es la violencia, por ser un estado espiritual no de balas ni de héroes. Quizá por esa razón puso especial énfasis en las relaciones humanas para iniciar la construcción de una sociedad moderna, solidaria, justa y libre, orientando su programa de gobierno a una conciliación entre la teoría y la praxis, logrando cambios fundamentales basados en consolidar los valores sociales realizando reformas profundas en todos los órdenes. Bajo su auspicio se protegió a la infancia, el derecho a la vida, la libre emisión del pensamiento, impulsó la reforma educativa con énfasis en la formación de mentores con mística de servicio y ética sin descuidar la educación superior, promulgó el Código de Trabajo y creó instituciones que todavía existen. En lo económico reconoció la función social de la economía para alcanzar prosperidad en crecimiento permanente considerando al mercado un instrumento al servicio de los intereses sociales por implicar libertad de consumo y trabajo ubicado dentro de los límites que le permiten satisfacer las necesidades humanas, sin destruir las estructuras sociales. Su política innovadora tuvo gran apoyo popular y el rechazo de los conservadores.

Sus ideales con vigencia universal orientaron a diversos pueblos, encontrando solución a su problemática social. En Guatemala desmantelaron su proyecto y seguimos a la deriva sin opciones que resuelvan la crisis estructural, la novedad es el movimiento espontáneo que surgió en abril logrando con éxito deponer al gobierno más inepto y corrupto de la historia, con la característica especial de que fue sin violencia. Ese hecho y su proyección fortalece la voluntad de un cambio real tomando lo bueno del pasado y del presente como valores básicos que consoliden un compromiso, una alternativa política definida, viable, seria y confiable en un marco de participación plural, generando una convergencia auténtica de ideas y realidades que reafirmen la democracia como sistema de vida, compartiendo con responsabilidad social la paz, la libertad y la justicia. Encontrar una salida racional a la crisis que vivimos es la diferencia esencial entre un porvenir luminoso o seguir de rodillas aceptando la farsa de un sistema obsoleto que ya colapsó. Es el mejor homenaje que se le puede rendir a la Revolución de Octubre de 1944.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Álvaro castellanos howell
Actitud “sabia” de los monos
noticia Katerin Chumil elPeriódico
El narcotraficante Walter Overdick regresó a Guatemala

Cumplió una condena de más de seis años en Estados Unidos por trasiego de drogas.

noticia Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
Trabajadores del RIC y DGAC viven incertidumbre laboral

 

Luego de que finalizara 2015, trabajadores del Estado denunciaron que no les cancelaron salarios ni les renovaron sus contratos. Eso le ocurrió a empleados de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) que laboran como controladores de tráfico aéreo, y del Registro de Información Catastral (RIC).



Más en esta sección

Nueve entidades reciben el Premio Nacional de Innovación 2020

otras-noticias

OMS: Los más pobres no deben ser «pisoteados en la estampida por las vacunas»

otras-noticias

En Villa Nueva con infraestructura y urbanización se promueve el desarrollo

otras-noticias

Publicidad