[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El fin de “Doing Business”

opinion

Plantea una saludable reconsideración de su contenido y de su justificación.

Hace unas semanas el Banco Mundial anunció la suspensión del informe Doing Business (haciendo negocios), que cada año evaluaba cómo las regulaciones favorecían o restringían la actividad empresarial. Era un informe muy apreciado por miembros de centros de investigación, funcionarios y emprendedores vinculados con el poderoso mundo empresarial guatemalteco. Lo consideraban acorde con la visión de que el libre mercado, sin trabas, no solo favorece la inversión, sino que la hace más eficiente.

La suspensión, debido a señalamientos de que se modificaron sus datos para favorecer a China, envía una señal más amplia. Plantea una saludable reconsideración de su contenido y de su justificación. Trabajadores de varios países ya habían cuestionado la idea de que las regulaciones laborales tenían un impacto negativo, y los funcionarios que calculaban los indicadores del informe dejaron de incluirlas como un factor que reducía el puntaje de los países. Esta crítica se extendió a la idea más general de que las regulaciones eran negativas. Regulaciones sanitarias, de seguridad, laborales, impositivas o ambientales podían justificarse al tomar en cuenta el bien común, así como el de los propios empresarios.

Otra crítica es que el informe no proporcionaba una visión correcta del clima de negocios. Una cosa eran las normas y tiempos legales que medía Doing Business y otra eran los tiempos reales. Se encontró, por ejemplo, que permisos de construcción tomaban 6 meses según las normas legales,pero en realidad podían resolverse en 15 días para la mayoría de empresas.Ocurría lo mismo con procedimientos para inscribirlas. ¿Por qué? Porque existía un mundo informal de tratos, negociados con base en relaciones de poder, comisiones, y cabildeos, diferente a lo que planteaban las normas legales. En países con estados débiles y vulnerables se acudía a procedimientos rápidos pero informales para superar estos obstáculos.

Las regulaciones tampoco eran el determinante más importante de las inversiones o del clima de negocios. Una declaración negativa del Departamento de Estado de Estados Unidos acerca de la independencia judicial, o el aumento sostenido del precio de un producto en el mercado internacional, eran determinantes más importantes de la inversión que estas regulaciones. Y había determinantes muy específicos por sector: mejor hablar de microclimas de negocios.

Y en todo esto hay un fondo político. A la actual Directora Ejecutiva del Fondo Monetario Internacional se le señala de que cuando era Vicepresidenta del Banco Mundial presionó para mejorar los indicadores de China en el Doing Business, cuando lo que hizo fue exigir rigor estadístico. La burocracia y los directivos más conservadores del FMI desean que la despidan, porque es más abierta. Son la rémora de lo que fue un bastión de un enfoque monetarista conservador, amenazado por aires de renovación que anuncian el ocaso del neoliberalismo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Manfredo Marroquín
¿Más poder para qué?

Fueron muy efectivos en desmantelar la lucha contra la corrupción.

noticia Andrés Oppenheimer
Un plan para la crisis educativa de América Latina

El gobierno de Biden tiene una oportunidad de oro para contrarrestar la “diplomacia de las vacunas”.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Juzgado liga a proceso a sobrina de Sandra Torres


Más en esta sección

Mingob asegura que inició la cancelación de asociaciones vinculadas con disturbios

otras-noticias

Cinco empresas podrán instalar fibra óptica en La Antigua Guatemala

otras-noticias

Embajador anuncia intención de donar más vacunas

otras-noticias

Publicidad