[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Diálogo independentista

opinion

“Del cielo a la tierra no hay nada oculto”, y la historia no contada relata que nos “enseñaron” en la escuela solamente una parte de lo acontecido hace 200 años. De hecho, no hubo tal independencia en 1821, pues los intereses del grupo de criollos y vasallos de la Corona española no querían dejar el poder, el grueso de la población no había sido informada y los movimientos reales independentistas, como el de don Atanasio Tzul, en Totonicapán, habían sido ocultados y sofocados. Agregado a esto, el anunciado virreinato del vecino del norte era halagador y al parecer seguro para los intereses económicos, de tierra, cultivos y de jornaleros gratis. Era entonces necesaria una nueva organización social y política donde privaran los derechos de la población (educación, salud, trabajo digno y remunerado, seguridad ciudadana) a través de leyes propias y consensuadas. Pasaron muchos años y no fue así. Nadie tomó la responsabilidad en la nueva nación convulsa ante el anexionismo con el norte, que no se logró, ni con las demás provincias del centro de América. El apuro de los conservadores (porque conservaban el poder) eran las finanzas, pues el añil no era suficiente y el pueblo parecía no querer más impuestos. Tal como ahora, el diálogo, que sí hubo, fue entre la Iglesia, los políticos criollos, vasallos y la incipiente milicia, nunca con los pueblos originarios, ni escuchando su voz, ni tomando en cuenta sus necesidades y preocupaciones. Fue un diálogo de sordos, hasta 1945.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix/elPeriódico
En tres meses, el Ejecutivo ha erogado Q1.63 millardos en bonos adicionales

El monto es mayor a los recursos destinados al programa Prevención de la Mortalidad de la Niñez y de la Desnutrición, cuyo presupuesto para este año es de Q1.07 millardos.

noticia Jonatán Lemus
Nuevos magistrados, mismas tendencias

Sociedad de plumas

noticia AFP
Confusión y desesperación en el aeropuerto de Kabul, donde miles de afganos tratan de huir


Más en esta sección

América será sometido a un dura prueba

otras-noticias

Rublev queda eliminado

otras-noticias

Primer triunfo de la Real Sociedad

otras-noticias

Publicidad