[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¡Muera la inteligencia!

opinion

Los intelectuales estorban.

Al final de la Guerra Civil española, el 12 de octubre de 1939, tras ingresar al paraninfo de la Universidad de Salamanca, el general franquista José Millán Astray habría gritado: ¡Muera la inteligencia! Tras el aullido cavernícola, entre todos los presentes en el paraninfo debió haber un silencio frío. 

Efectivamente, la inteligencia es veneno para los dictadores, igual de derecha que de izquierda. Ellos no quieren que nadie piense, sino solo que obedezcan como borregos. A su gusto buscan uniformar el pensamiento de los ciudadanos.

Casi un siglo después, la frase troglodita del general franquista la hace propia el dictador Daniel Ortega de Nicaragua, que pide encarcelar al escritor Sergio Ramírez, un intelectual y literato que honra a su país. A Ortega y su esposa, Rosario Murillo, les molesta toda disidencia. Cualquier voz que no alabe el sistema debe ser exterminada, peor que cucaracha, lo que ocurre ante el silencio de muchos demócratas de Centroamérica.

Ramírez fue miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, constituida tras el triunfo de la Revolución sandinista en 1979; fue vicemandatario de Ortega en su primer mandato (1985-1990). Luego, en 1995, renunció por discrepancias con el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Ahora, la falta de sumisión de Sergio le resulta estridente al dictador Ortega. La Fiscalía acusa al intelectual y escritor Sergio Ramírez de realizar “actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”. Todo ello es sinónimo de no ser dócil a la voz del amo nicaragüense. A través de una Fundación que lleva el nombre de su madre, Sergio Ramírez promueve la cultura en su país, por medio de cursos gratuitos de computación con internet, talleres de lectura y literarios y una biblioteca.

En 2017, Ramírez ganó el Premio Cervantes, el más importante de la literatura en español. También le otorgaron el Premio Carlos Fuentes por considerar que su obra conjuga “una literatura comprometida con una alta calidad literaria”, destacándose como “intelectual libre y crítico, de alta vocación cívica”. Su obra literaria ha sido traducida a más de 20 idiomas. En Guatemala, elPeriódico publica una columna dominical del escritor. En pleno siglo XXI, la inteligencia saca de sus casillas al dictador Daniel Ortega.

El gobierno dictatorial de Nicaragua (que resultó bastante más brutal y criminal que los de la dinastía Somoza) ha perseguido a candidatos presidenciales, a intelectuales, a jóvenes universitarios y a líderes de la Iglesia católica. Ortega y su esposa, Murillo, creen que contrajeron matrimonio con el poder, de donde no saldrán sino hasta que la muerte los separe. 

Entre tanto, en Cuba de nuevo fue arrestado Guillermo Fariñas, quien lidera el Frente Antitotalitario Unido. Este opositor a la dictadura cubana (que se prolonga por más de 60 años) en 2010 recibió el Premio Sájarov del Parlamento Europeo por la lucha en favor de los derechos humanos. Como en Nicaragua, en Cuba tampoco hay libertad de prensa ni se admite ninguna crítica al gobierno ni al sistema. Cuba es tumba del pensamiento libre.

En Venezuela, país en donde Hugo Chávez creó el socialismo del siglo XXI, el actual dictador Nicolás Maduro ha encarcelado a opositores y críticos. Gobierna sobre el silencio sepulcral de los venezolanos.

Pero según la narrativa, el rector de la Universidad de Salamanca Miguel de Unamuno le habría dicho, previamente y en público, al general franquista: “Venceréis, pero no convenceréis”. Con palabras de don Miguel de Unamuno yo digo que los dictadores de estos tres países han vencido, pero no convencido. En un plebiscito de verdad libre, los tres sátrapas saldrían electoralmente apaleados.

En todos los países siempre hay tanto días de primavera y luz como también noches oscuras y frías de invierno. Pero al final siempre prevalece la libertad. Los pueblos de Nicaragua, Cuba y Venezuela vencerán. Algún día volverán a ser libres. El ser humano no nació para ser esclavo ni para lamer las botas de los gobernantes.

A mí me llama la atención cómo la izquierda de Guatemala no se ha desligado de ese tipo de socialismo y cómo, con fuerza, no ha criticado lo que acontece en los citados países, que son heridas abiertas en la piel de la América Latina. Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz, hace mucho tiempo que debería haber condenado esas tropelías porque con su silencio se hace cómplice de ellas. Así como lo oye.

A lo largo de la historia de la Humanidad ha habido dictaduras igual de derecha que de izquierda, que resultan repulsivas al pensamiento libre. Mientras los intelectuales no denuncien las violaciones a los derechos humanos en donde estas ocurran, ellos no podrán presumir de honestidad intelectual. Esta es de una pieza. 

En Guatemala, la Constitución política nos garantiza la libertad de pensamiento. Al amparo de ella podemos criticar a los gobernantes. Sin embargo, ahora con su falaz verborrea jurídica la fiscal general, Consuelo Porras, quiere limitarla para evitar la crítica al gobernante. Pero aún hoy puedo escribir, sin ser procesado, encarcelado o vapuleado, que Giammattei es el peor Presidente de la era democrática, y Porras la peor fiscal de las últimas décadas. En buen chapín digo que ambos están para el tigre.

Concluyo aclarando que hay una larga e inconclusa discusión histórica sobre la veracidad de las frases atribuidas al general Millán Astray y al rector Unamuno. Pero, independientemente de ello, vienen como anillo al dedo para calificar las conductas de los dictadores de Nicaragua, Cuba y Venezuela, que, al unísono, hoy gritan: ¡Muera la inteligencia!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelyn Boche / elPeriódico
Liberados en Reu contrajeron deudas para pagar la talacha
noticia EFE
Presidente cubano convoca a sus partidarios a combatir protestas callejeras
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Otorgan libertad anticipada al exdiputado Gudy Rivera

El expresidente del Congreso obtuvo el beneficio pese a que no ha solventado un segundo proceso por corrupción.



Más en esta sección

¿Vacunarse mientras escucha música clásica? Esta semana es posible frente al Palacio Nacional

otras-noticias

Migrantes retornados continúan ingresando en frontera El Ceibo

otras-noticias

Una manada de perros salvajes le arruina la siesta a una hiena

otras-noticias

Publicidad