[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La reelección en El Salvador (versión chapina)

opinion

“La reelección es normal en EE. UU., Alemania, Francia, Brasil, etc.”.

En los últimos meses se discute mucho, al menos en las columnas de opinión, sobre la reelección de Bukele. El tema de la reelección es algo que está en ley en los EE. UU., Francia o Alemania. O sea que es algo normal. Pero, si es un guanaco que plantea la reelección es dictadura, es insostenible, es cualquier cosa menos una opción que se hace respetando los mecanismos legales que existen. Esto es, una reforma constitucional, lo cual está establecido por la propia constitución. A qué tanto brinco si el suelo está parejo, dice el dicho. 

Pero nadie dice nada que en Guatemala haya elecciones cada cuatro años en donde al nuevo ungido, el CACIF que lo financia le dicta las políticas a impulsar. No digo nada al tanteo. Por eso se armó tanto escándalo con el documento preparado por la Cicig sobre el financiamiento ilícito a los partidos que ganaban las elecciones y luego quedar con derecho de picaporte en el Palacio Nacional. En otros términos, en nuestro destrozado país es el CACIF que en cada elección se reelige ante la incapacidad de hacer algo distinto por los presidentes que compran antes de que los mismos se vendan (es el sentido del financiamiento electoral). Es en línea directa Otto Pérez, Jimmy Morales y ahora Giammattei. 

Cada presidente que menciono (agregue el que quiera) no modifica los salarios de hambre, no se anima con la estructura agraria, no modifica los impuestos vía una reforma tributaria progresiva, no modifica la estúpida ley de minas e hidrocarburos, que tiene como impuesto a las mineras y petroleras el uno por ciento (uno por ciento). En otras palabras, no se reeligen los presidentes pues ni falta que hace. Todos llegan a la presidencia, llenan de plata las caletas y se van. El CACIF permanece. 

Y luego uno se pregunta las razones por las que se rechaza la reelección de Bukele: aumento de salarios en un 20 por ciento y el CACIF cero por ciento. Construcción hospitales, que toda la información que existe nos dice que es mejor que lo que tenemos en Guatemala con la bendición del CACIF. Reparte computadoras en el sistema educativo, tiene casi el 50 por ciento de vacunados por COVID, y está en proceso de depuración del sistema judicial. Aparte de eso, construye carreteras, puentes, amplía el aeropuerto, etc. Y por eso es un dictador. A otro chucho con ese hueso. 

El tema de la eventual reelección de Bukele, lo cual tendría que ser vía una elección democrática, si se analiza debería ser tomado en cuenta todo lo que se señala en esta nota y todo lo que está pendiente de analizarse. Como la crisis terminal de la partidocracia o el cáncer judicial. Que, por cierto, es todo lo que nos hace falta hacer en Guatemala y que el CACIF se opone vía sus escribanos. A los hechos debemos atenernos, no a pendejaditas sobre que la reelección es por definición dictadura, a pesar de que en EE. UU. o Alemania es normal. A qué le tiran, señores. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Enrique García/elPeriódico
Congreso aprueba cambios a Ley de Zonas Francas
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
MP explica cambio en la jefatura de la FECI

La Fiscal General, Consuelo Porras nombró a Rafael Curruchiche como jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad.

noticia Evelyn Boche/elPeriódico
Orden de la CSJ bloquea diligencias urgentes


Más en esta sección

Guastatoya debuta en la Concacaf

otras-noticias

Película dirigida por un guatemalteco llega al Riga Film Festival

otras-noticias

MP señala que EE. UU. realiza acusaciones “falsas e infundadas”

otras-noticias

Publicidad