[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La invasión musulmana

opinion

Esta invasión musulmana no puede seguir o se destruirá la civilización próspera de Occidente.

Hace mil 400 años, un comerciante de La Meca (hoy Arabia Saudita) empezó a predicar temas religiosos tomados del judaísmo y del cristianismo sin mucho éxito. En el 620 cuenta la leyenda que Mahoma viajó milagrosamente a Jerusalén. Su prédica del monoteísmo con Alá, como único dios, le generó enemigos en La Meca. Este “profeta” emigró (la Hégira) a Medina en el año 622, el primer año del calendario islámico.

Mahoma logró unificar a las tribus de la región, y después de varias batallas logró tomar La Meca; a su muerte en 632, Mahoma y sus seguidores ya dominaban la península de Arabia y el islam era la religión oficial.

El Corán había sido escrito por “revelación” divina, y desde entonces es la guía política y religiosa del mundo islámico.

Mahoma consolidó su poder gracias a varios matrimonios, y a su muerte sus parientes políticos tomaron el poder.

El problema que todavía persiste es que los chiíes creen que los descendientes de Fátima (hija de Mahoma) son los verdaderos herederos del poder, mientras los suníes no lo aceptan.

Mahoma estableció al islam como una fuerza social, militar y religiosa que hoy tiene mil 600 millones de creyentes.

Los sucesores de Mahoma, antes de cien años ya habían conquistado Persia, Egipto, Palestina y el norte de África.

Al inicio del siglo VIII los árabes musulmanes inician la conquista de la península Ibérica, la cual dura casi ocho siglos, hasta 1492.

Durante varios siglos posteriores a Mahoma, los árabes y persas le dieron a la humanidad una valiosa contribución en arte, medicina, matemáticas, filosofía y otras disciplinas, pero su misión en contra de los “infieles” los radicalizó.

En esta columna sería imposible extenderme sobre la historia del islam, así que me voy al presente.

El islam es la segunda religión en número después del cristianismo, pero es una religión muy radical; por su lado el mundo cristiano cada vez es más secular, y los templos se están volviendo museos y similares.

Judaísmo, cristianismo e islam tienen en común al dios de Abraham, al igual que al patriarca, aunque cada religión le llama de forma distinta: Yahveh, Dios y Alá. Hay otras similitudes menos importantes, pero llama la atención que los musulmanes tengan como misión exterminar a los “infieles”, si las tres religiones monoteístas tienen al mismo dios pero con distinto nombre. 

En los países en donde el islam es la religión mayoritaria, y casi siempre exclusiva, se rigen por la sharia interpretada por líderes religiosos quienes tienen el poder político.

En estos países cuya cultura y tradiciones se han quedado muy atrasadas carecen de Estado de derecho y economía de mercado, lo que los ha mantenido en la pobreza.

Por supuesto que los países que tienen petróleo lo han invertido en infraestructura de calidad mundial, pero su población en general carece de derechos y por eso emigran, siendo Europa su destino preferido.

El problema, desde mi punto de vista, es que vienen de un régimen inhumano pero quieren copiarlo en sus países anfitriones, violando derechos de los ciudadanos originales y ejerciendo el terrorismo no solo en Europa sino en EE. UU.

Esta invasión musulmana no puede seguir o se destruirá la civilización próspera de Occidente.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Capturan a dos posibles responsables del asesinato de Melissa Palacios
noticia Europa Press
Video: Este pug puede sumar y dar el resultado ladrando
noticia Jeffrey D. Sachs
No necesitamos al G7

Economía y Justicia



Más en esta sección

Live At The Cheetah

otras-noticias

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

Publicidad