[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los riesgos del toque de queda

opinion

La mayor parte de las medidas antipandemia no necesitan de ningún decreto.

 

La lógica detrás de los confinamientos obligatorios (parciales o totales) era muy válida hace un año y medio, cuando no se conocían muchas particularidades del SARS-CoV-2, ni existían protocolos médicos para tratar la enfermedad, ni había vacunas. Sin negar que los confinamientos estrictos pueden reducir la velocidad de los contagios, debemos estar conscientes de que en el mundo académico y político existe un debate abierto respecto a si, en el balance, los beneficios del confinamiento son mayores a sus costos.

Luego de 17 meses de pandemia, la relación y actitud de la población guatemalteca hacia la enfermedad ha ido evolucionando y —como en cualquier pandemia en la historia humana— el público se ha habituado a ella. En los países ricos esa evolución ha sido más rápida porque, en la medida en que la población se vacuna y se aplican nuevos y más eficaces tratamientos médicos, la letalidad del COVID-19 se ha reducido dramáticamente: la tasa de mortalidad de quienes se infectan en el Reino Unido es ahora de 0.1 porciento, similar a la de la influenza. Eso da un claro indicio de cuáles debieron haber sido —desde el principio— las prioridades de política pública para combatir la pandemia: fortalecimiento del sistema de salud y vacunación masiva. 

Independientemente de su efectividad en términos sanitarios, los confinamientos forzosos pueden tener costos importantes. Para el PIB de Guatemala, un toque de queda de ocho horas durante un mes podría significar una pérdida de más de tres millardos de quetzales (suponiendo un efecto proporcional al del confinamiento del año pasado); y, en términos de empleo, la pérdida podría equivaler a más de 20 mil puestos de trabajo. También tendría costos potenciales en términos de gobernabilidad, si el Gobierno no es capaz (como hasta ahora) de efectuar compras de insumos médicos y contrataciones de personal sanitario de forma eficiente y trasparente. Tendría, además, costos sociales asociados no solo a la pérdida de libertades individuales ante un creciente poder del Estado, sino también en términos del mensaje de miedo y pesimismo que abatiría el espíritu ciudadano y, con él, los intercambios económicos, sociales y culturales. 

Quizá el principal riesgo es que el toque de queda distrae la atención y los esfuerzos de las medidas que sí se necesitan para abatir la pandemia. Algunas pueden requerir de un estado de excepción: un mecanismo —focalizado, transparente y temporal— para la compra de insumos médicos y para la contratación de personal sanitario, o la prohibición de aglomeraciones. Pero muchas otras medidas pueden aplicarse sin más trámite: una campaña masiva y efectiva de vacunación; una mejora sustancial de la capacidad hospitalaria (incluyendo hospitales de campaña); una mejora de la calidad —y de la remuneración— del personal sanitario; restricción de aforos; fomento al teletrabajo; y las medidas estándar que han probado su efectividad a nivel mundial, como el uso de mascarillas y la sana distancia social. Estas medidas no requieren de un decreto, sino de voluntad y capacidad política para hacer que se cumplan.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Crean doce embriones para salvar al rinoceronte blanco del norte

Los científicos lograron conservar gametos de varios machos antes de su desaparición.

noticia AFP
En la Ópera de París, los coros rompen «la barrera del sonido» de la mascarilla

Los artistas han debido adaptarse a las exigencias que les ha impuesto la pandemia

noticia Roberto Blum
El corto contra el largo plazo

Hoy sin duda requerimos una visión de largo plazo. El cortoplacismo seguro nos llevará al abismo. 



Más en esta sección

Galería| ¿Qué solicitan los militares retirados?

otras-noticias

Conoce «The Amazing Acro-Cats», una compañía de circo de gatos

otras-noticias

A este perrito le gusta meter la cabeza en la boca de su hermano

otras-noticias

Publicidad