[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Implicaciones económicas de la variante delta

opinion

Situación ante la cual no conviene cerrar los ojos.

La aparición de la variante delta ha provocado tal aceleración de contagios a nivel mundial que cada vez se ve más difícil alcanzar la situación que en inglés denominan COVID-Zero, es decir eliminar por completo la presencia de la enfermedad, tanto así que países como Singapur, uno de los casos más exitosos en términos de vacunación, seguimiento de contagios, control fronterizo y cumplimiento de las medidas de bioseguridad, se han visto forzados a aceptar que es imposible pretender vivir en un mundo sin COVID, cuestión que bajo ninguna circunstancia implica adoptar la actitud de “sálvese quien pueda”, sino de combinar la vacunación acelerada y generalizada de la población, la observancia estricta de las medidas de bioseguridad y el fortalecimiento de los sistemas de salud pública, con la toma de conciencia por parte de todos de que la enfermedad no desaparecerá. Después que todo apuntaba a que lo peor había pasado ya, ahora muchos países afrontan una situación en que parece que la pandemia está fuera de control, situación que empieza a afectar negativamente las expectativas que tienen los agentes económicos acerca de la marcha futura de la economía. 

En ese sentido, la pasada semana se hizo público un preocupante resultado acerca de los sentimientos de los consumidores en EE. UU. Según la encuesta del sentimiento de los consumidores de la Universidad de Míchigan, durante el mes de agosto, que está finalizando, este indicador mostró un retroceso de más del 13 por ciento respecto del mes de julio, lo cual refleja un drástico cambio en las expectativas que los consumidores de aquel país tienen sobre la salud general de la economía, especialmente en lo que se refiere a la salud financiera y económica de corto plazo, así como las perspectivas de crecimiento económico a largo plazo. Aunque este resultado hace referencia a valoraciones subjetivas de los consumidores, no a “datos duros” acerca de la evolución de la economía de aquel país, reconocer que la guerra contra el COVID-19 no ha sido ganada revive en el imaginario de consumidores, inversionistas y empresarios los viejos fantasmas de las estrictas limitaciones a la movilidad y los prolongados confinamientos generalizados. Probablemente sea muy pronto para sacar conclusiones en relación con el impacto que podría tener la variante delta sobre la economía mundial. Sin embargo, un deterioro en los sentimientos de los consumidores no puede tomarse a la ligera, ya que es bien sabido que, bajo ciertas condiciones, los “espíritus animales”, reacciones impulsivas o poco razonadas por parte de los agentes económicos, influyen de manera determinante sobre la marcha de la economía, situación ante la cual no conviene cerrar los ojos, sobre todo mientras la tendencia actual de contagios no mejore.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes/ elPeriódico
Lava del volcán de Pacaya avanza sobre cultivos de café
noticia Europa Press
Esta joven maquilladora puede transformarse en diversos personajes

La joven suele publicar todos sus trabajos y también el proceso creativo en TikTok e Instagram.

noticia Marcela Gereda
Gracias, Aldo Castañeda

Le salvó la vida a muchos niños y personas.



Más en esta sección

América será sometido a un dura prueba

otras-noticias

Rublev queda eliminado

otras-noticias

Primer triunfo de la Real Sociedad

otras-noticias

Publicidad