[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Liberalismo hispano e independencia conservadora de 1821 (I)

opinion

La independencia se realizó en conciliábulos de la élite y la clase política.

La conquista, la colonia y la independencia han perpetuado más de lo mismo, pues en 1821 no hubo liberación del pueblo, sino de los criollos que resistieron al cambio de un Madrid liberal. Nuestro Estado fallido actual no ha sido obra del azar, sino producto de los hombres y grupos que han estado en el poder y de sus políticas desde antes de la independencia de 1821, como se verá. Vemos hoy una minoría privilegiada porque lo ha sido a través de la historia, como ha sucedido en América Latina y Guatemala en favor de oligarquía y sus grupos serviles, en especial de los uniformados. Y el círculo vicioso parece que no termina ahora, a pesar de los cambios que se han dado a lo largo de dos siglos con más de lo mismo. La desigualdad abismal se ha tornado la “normalidad”, con todo lo que la injusticia implica en todos los niveles y sectores. Sucede que las preocupaciones de las minorías son muy distintas a las de las clases medias y trabajadoras. La élite económico-comercial (en Guatemala alrededor de 20 familias) se preocupa cada día por mantener sus privilegios (bajos impuestos, exoneraciones de presidente de turno, cuentas en paraísos fiscales para evadirlos, negocios con el Estado bajo la mesa y, a veces, relaciones con el crimen organizado), mientras los religiosos no pagan impuestos y ahora los pastores pentecostales piden normas para poder lavar dinero y gozar de la impunidad. La independencia se realizó en conciliábulos de la élite y la clase política parecidos a los actuales para detener el cambio, como cuando acordaron criticar y cerrar a la CICIG en reuniones secretas con una estrategia para salir de Carlos Castresana e Iván Velásquez pagando a periodistas locales y estadounidenses (del Wall Street Journal) y cabilderos republicanos cercanos a Trump. En julio de 2021 hubo una reunión similar y se dispuso que la innombrable fiscal general despidiera de la FECI a Francisco Sandoval, porque investigaba actos de corrupción que implicaban al mismo presidente (mafiosos rusos de Exmibal le habrían dado dinero a Giammattei, además del oscuro negocio de la vacuna Sputnik) y a la clase política. La razón fue similar a cuando la CICIG perseguía y procesaba a altos políticos y empresarios. Hicieron la misma jugada para salir de Sandoval para mantener su impunidad. Algo parecido pasó en 1821 acá y en el Virreinato de España, cuando las élites criollas vieron con miedo la amenaza de una nueva política liberal de Madrid, cuando Fernando VII fue anulado como monarca al iniciarse el trienio liberal (1820-1823) con un gobierno impulsado por militares reformistas liberales que diseñaron una nueva política para la península y sus colonias. Algo así como la política liberal de Joe Biden y Kamala Harris en dar batalla a la corrupción, causa del abandono y la pobreza, de la inseguridad ciudadana del istmo… y que obliga a huir a miles que se arriesgan a viajar al norte. Biden y los pueblos exigen cambios, pero la élite y la clase política se resiste y el Estado sigue con escasos servicios de salud mientras crece la pobreza extrema y la desnutrición crónica, la gente abandonada a la “buena de Dios”. España estaba así de mal en 1820 y dio un golpe militar con el comandante Riego Flores a la cabeza, que anuló al inepto Fernando VII y a su corte. Entre otras medidas, Riego prohibió eliminar el monopolio comercial que detentaban los consulados de comercio y redujo a la mitad el diezmo para la Iglesia. Ello alteró al obispo y marqués Aycinena y a su hermano Fermín, que controlaba el Consulado de Comercio del istmo y, pragmáticos, cabildearon con las autoridades hispanas e incluso con algunos liberales en favor de la independencia para defenderse. Sus pares de Nueva España estaban en esa sintonía y el general Iturbide, de Nueva España, apoyado por la élite local estaba, por las mismas razones, en contra de un gobierno liberal de Madrid.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Deportes
Adiós a la marcha

Mirna Ortiz y Mayra Herrera concluyeron la prueba de los 20 kilómetros marcha en posiciones secundarias, 44 y 50 respectivamente.

 

 

 

 

 

noticia
Especial verano 2021
noticia Sputnik
Aterosclerosis: qué es y cómo evitarla según una investigación

La aterosclerosis es una enfermedad en la que se depositan placas dentro de las arterias, lo obstaculiza el paso de sangre al corazón y a otras partes del cuerpo.



Más en esta sección

¿Qué centros de vacunación contra el COVID-19 atienden el fin de semana?

otras-noticias

Heridos e intoxicados con gases lacrimógenos, durante desalojo en El Estor

otras-noticias

Mingob asegura que inició la cancelación de asociaciones vinculadas con disturbios

otras-noticias

Publicidad