[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La locura de las masas

opinion

Estamos viviendo otra “locura” peligrosamente mortífera.

La historia de la humanidad está repleta de las increíbles “locuras” de las multitudes. En el siglo XVII, miles enloquecieron con el negocio de los bulbos de los tulipanes. Algunos se hicieron “millonarios” de la noche a la mañana y otros perdieron hasta la camisa. Dice la leyenda que un marinero se comió un valiosísimo bulbo, bulbo que valía más de lo que todo el gobierno de Holanda presupuestaba en un año, creyendo que era una simple cebolla. A mediados del siglo XIX, la irracional y especulativa construcción de vías férreas en Inglaterra generó una explosión en la que “todos perdieron”. La “locura” del nazismo en el siglo pasado y del “apocalipsismo dispencionalista” de sectas cristianas evangélicas solo puede explicarse por la irracionalidad de las masas formadas por hombres y mujeres supuestamente racionales. Hoy, por ejemplo, estamos viviendo otra “locura” peligrosamente mortífera, la negación de la pandemia y la oposición a la vacunación obligatoria con argumentos “ideológicos”. Casi una tercera parte de las poblaciones de los países más ricos del mundo ha sucumbido a esta “mortífera demencia”.

Pero, así como las multitudes son presa fácil de las “locuras” colectivas, también los grupos humanos pueden ser extraordinariamente “sabios” y capaces de llegar a un juicio sumamente exacto de la realidad del mundo. En 1906, Francis Galton, primo de Charles Darwin, asistió a una feria de ganado en Plymouth. Allí observó cómo un grupo de alrededor de 800 individuos mostraron una asombrosa capacidad racional. Este grupo participó en un concurso para “adivinar el peso en canal” de un buey que aún estaba en pie. Cada participante escribió su predicción individual en una tarjeta. Una vez que el buey fue sacrificado y preparado, el peso de la canal fue de mil 198 libras, mientras que el promedio de las predicciones entregadas fue de mil 197 libras. 

Más recientemente, James Surowiecki, en su libro ‘La sabiduría de las multitudes’, resumió las tres condiciones para lograr esa “sabiduría”, un análisis individual independiente, una diversidad de experiencias expertas y un método efectivo para agregar las opiniones individuales. 

Si es así, ¿cuál es la diferencia entre las masas de las que se apodera la “locura” y las multitudes que alcanzan la “sabiduría”? La evidencia parece mostrar que es el grado de interacción entre los miembros de los grupos. Joel Greenblatt realizó hace unos años un experimento con escolares de Harlem, a los cuales les pidió que calcularan el número de caramelos que había en un botellón. El número de dulces era mil 776. Cada uno de los alumnos escribió individualmente en tarjetas el número de golosinas que suponía. El promedio de los números de las tarjetas del experimento fue mil 771. Cuando Greenblatt les pidió que verbalizaran y discutieran sus números, el resultado colectivo fue 850, muy lejano al número real de dulces en el garrafón.

En nuestro tiempo, la interconexión entre millones de personas en todo el mundo parece propiciar la aparición de nuevas y peligrosísimas “locuras” de todo tipo; por ejemplo, absurdas teorías conspiracionistas que polarizan a la sociedad y la política, el resurgimiento de la magia, la brujería, el misticismo y el arrebato, extremismo y fundamentalismo religioso, aceptación de pseudociencias y negación de la ciencia, insaciable “greed”, especulación financiera, burbujas, el patrón oro, bitcóin y monedas virtuales. “Locuras y más locuras”, productos de las masas constantemente conectadas. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Carlos A. Rodas Minondo
¡Despierte…!

En la vida debemos estar atentos a todos los aspectos en nuestro entorno que  involucran nuestros intereses, debemos prepararnos para tener criterio propio y así tomar las  mejores decisiones…

noticia Salvador Paiz
Esperanza de un país aún mejor

Dejemos atrás las ideologías y enfoquémonos en lo que nos une.

noticia Italo Antoniotti
Ya no son los canchitos…

Pronto podríamos tener un estallido social que se constituya en un peor remedio que el mismo mal.



Más en esta sección

Giammattei en giras departamentales pide apoyo a alcaldes para Presupuesto

otras-noticias

¿Qué centros de vacunación contra el COVID-19 atienden el fin de semana?

otras-noticias

Heridos e intoxicados con gases lacrimógenos, durante desalojo en El Estor

otras-noticias

Publicidad