[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Gajes del oficio…, señor canciller Pedro Brolo…, gajes del oficio

opinion

“Perdona a tus enemigos, pero nunca olvides sus nombres”. John F. Kennedy.

El ostentar un alto cargo en el gobierno de cualquier país es complicado, difícil y tiene un alto costo, particularmente en un país como el nuestro, que sufre de múltiples falencias y, sobre todo, ahora tan polarizado gracias a Iván Velásquez, excomisionado de la extinta Cicig, individuo que llegó a Guatemala y generó una crisis de confianza nacional que nos alcanzó a todos los chapines, en todos los ámbitos y estamentos de la sociedad. Esta polarización que antes de la llegada de Velásquez podría existir, pero de muy baja intensidad, no hacía daño a la ciudadanía, pero el colombiano vino a exacerbar de forma mayúscula los ánimos y sentimientos que ya habíamos superado; él los vino a despertar y estimular, confrontándonos los unos con los otros. 

Hoy me dirijo a nuestro canciller, ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo Vila, porque lo entiendo muy bien, por haber vivido yo cuando fui Ministro de Gobernación, durante el gobierno de Ramiro de León Carpio, una situación parecida. Por eso me permito decirte, estimado Pedro —lo trato así porque lo conozco de muchos años y sé de su honorabilidad—, que el aceptar un alto cargo conlleva inconvenientes, perjuicios, agresiones, calumnias e insultos, casi siempre inmerecidos y que a veces llegan de quien menos se esperan, pero debemos saber que son gajes del oficio. Y es que el hecho de que la oposición política haga crítica al gobierno debe ser bienvenida y aceptada por cualquier funcionario; eso lo enriquecerá. Lo que molesta y ofende es la agresión y la censura anónima desde las redes, en las que hay crítica e insulto.

Pedro Brolo es un hombre honrado, bien nacido, honorable, a quien las críticas deben enriquecer y no ofender, cuando se hacen de buena fe, de frente, dando la cara y el nombre. Pero como ser funcionario tiene lo bueno, lo malo y lo feo, lo malo y lo feo son gajes del oficio, por lo que los ataques hay que tomarlos como lleguen y no desesperarse. Quedar bien con todos es imposible; hay que hacer lo correcto, usando siempre el sentido común. 

El guatemalteco tiene por deporte nacional la crítica, aunada a la descalificación, así que nuestro joven Canciller, de 40 años de edad, sin antecedentes que permitan achacarle ni delitos ni faltas, es hoy, sin qué ni para qué, objeto de acres comentarios, memes y fotos ofensivas, particularmente en las redes sociales y su cobarde anonimato. Como pareciera que la consigna en las redes es llevar al país al caos, pues no perdonan que haya un funcionario al que no le encuentran colas que machucar, así que sin ningún pudor le inventan un gran negocio con las vacunas rusas, sin siquiera conocer su precio, pero se aseguran comisiones, sobornos, millonarios. Estimado Canciller, son gajes del oficio.

P. D. En los peores momentos de la pandemia que afecta la salud y la economía de todos, el sector productivo elaboró protocolos de salud para evitar el cierre total de las actividades productivas; ahora resulta que los enemigos del sistema económico vienen a plantear bloqueos de carreteras e insensatamente hablan de un paro nacional. No buscan cómo reactivar la economía del país, sino solo generar descontento.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico
El alcalde de facto en Santa Ana Huista intentó ser asesor jurídico

El abogado Celvin Jerónimo Tobar fue sindicado de ser uno de los colaboradores de la organización de narcotráfico Los Huistas.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Derrumbe en San Marcos: familia reporta a un joven como desaparecido

Las autoridades no han encontrado cuerpos en la carretera de Tajumulco. 

noticia AFP
La revolución de los desplazados de Luis Enrique

Suplentes de grandes equipos, exiliados repartidos por Europa y la mayoría desconocidos para el gran público… En el barco que lidera Luis Enrique caben muchos perfiles de futbolista y la mezcla funciona: España prepara las semifinales de la Eurocopa ante la resplandeciente Italia el martes en Wembley.

 

 



Más en esta sección

Escasez de “chips” costará US$200 millardos

otras-noticias

Magistradas se oponen a que Valdés conozca amparo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Pimentel negocia proyectos energéticos con México

otras-noticias

Publicidad