[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Qué pasará en Cuba? (II parte)

opinion

Las consecuencias de esta situación fueron inmediatas.

Este artículo es la continuación del publicado el martes 20 de julio pasado, en el cual concluía con esta interrogante: ¿Qué pasará en Cuba? Era inevitable, comentaba en aquella oportunidad, cuestionarse entre los años de 1989 y 1991 si podía subsistir el régimen comunista cubano por algún tiempo más ante la pérdida súbita de la intensa relación con el bloque de países socialistas de Europa del Este y con la propia Unión Soviética (URSS), acontecida en aquellos años.

Las consecuencias de esta situación fueron inmediatas: la economía cubana literalmente colapsó. Cuba se vio en un momento dado sin mercados de exportación, sin financiamientos frescos, sin suministros suficientes de combustible ni fuentes propias sustitutivas de energía y con una capacidad de importación reducida significativamente, y como agravante, fue sometida en esas circunstancias de crisis profunda a un endurecimiento aún más riguroso del embargo económico por parte de los Estados Unidos.

La población cubana, por consiguiente, sufrió de manera crítica la escasez de alimentos básicos, la falta de atención médica indispensable, entre otras angustias de carácter humanitario. En esas condiciones, había quienes afirmaban con absoluta certeza que el régimen comunista cubano estaba en su fase terminal. 

Esta afirmación, con el correr de los años siguientes, se fue disipando en la medida que la población cubana en su mayoría no llegó a desafiar o reclamar abiertamente un cambio de gobierno, ni se observó el tipo de manifestaciones de oposición que derribaron cual castillo de naipes a los regímenes comunistas de Europa.

Sin embargo, las máximas autoridades cubanas reconocieron la necesidad de alejarse de la ortodoxia socialista, solo en algunos aspectos, para iniciar un incipiente y modesto proceso de recuperación económica. Se legalizó la tenencia de dólares, se autorizó un mercado libre interno de producción agrícola, se estimuló la inversión extranjera en determinados sectores de la economía, se promovió el turismo y se buscaron nuevos mercados de exportación e importación.

Simultáneamente, se diversificaron sus relaciones diplomáticas. En especial, se destaca el acercamiento con la Iglesia católica, cuyo proceso, que no fue fácil conducirlo, culminó con la histórica visita de san Juan Pablo II a Cuba en 1998, quien hizo un llamado que tuvo gran incidencia: “Que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba, para que este pueblo pueda mirar al futuro con esperanza”.

Esto sentó el precedente para sus sucesores, Benedicto XVI, que llegó en visita pastoral a Cuba en marzo de 2012, y al actual papa Francisco, quien hizo lo propio en septiembre de 2015. 

Asimismo, el régimen cubano propició visitas a la isla caribeña de importantes personalidades de Estados Unidos, representando a distintos sectores interesados en que las relaciones entre su país y Cuba mejoraran, siendo la más significativa de estas visitas la del expresidente demócrata Jimmy Carter (1976-1980), realizada en mayo de 2002. Esta política de acercamiento a Estados Unidos, que se ha desplazado de un extremo a otro, cual péndulo, tuvo sus frutos hasta la llegada a la presidencia de los Estados Unidos del demócrata Barack Obama (2009-2017). Él tuvo la audacia política de visitar Cuba en el ejercicio de su presidencia en marzo de 2016. Los mensajes que pronunció en Cuba el presidente Obama despertaron grandes expectativas. Sin embargo, el dirigente histórico, Fidel Castro, fue cauteloso y atemperó esas expectativas al escribir desde su casa de convalecencia en el ocaso de su vida un artículo al que tituló “El hermano Obama”. Fidel Castro fallece a los 90 años de edad en noviembre de ese año.

Ante el profundo vacío político dejado por quien dirigió, desde sus inicios, la Revolución cubana, hay quienes se preguntaron: ¿Qué pasará en Cuba? 

(Continuará) 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Álvaro Castellanos Howell
¿Psicopatía colectiva?

La malquerencia en tiempos que dan cólera.

noticia Amílcar Álvarez
El “paradiso” perdido

El declive es absoluto y ya no es irreverente.

noticia RONY RÍOS rrios@elperiodico.com.gt
Grupos armados enfrentaron a manifestantes

Supuestos vendedores de La Terminal salieron con machetes y palos para amedrentar a manifestantes.



Más en esta sección

Mario Roberto Morales: “La solemnidad es uno de los grandes males del mundo”

otras-noticias

Merkel, la retirada de la líder invicta

otras-noticias

El hospital de COVID de los corruptos doctores de la muerte

otras-noticias

Publicidad