[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

A tuto

opinion

Parece ser que, por el momento, el norte le apuesta a la “estabilidad” política del país.

Somos animales racionales y evolucionamos constantemente. Esta evolución se da a través del aprendizaje. He identificado tres maneras específicas que utilizan los seres humanos para realizar el proceso de aprendizaje. Estas generan una diversidad de resultados que, a su vez, determinan el tiempo y el grado de dificultad del proceso educativo. Para bien o para mal, los humanos nunca se que01dan estáticos y no siempre permanecen en la senda del bien. El cambio es constante. Hay quienes aprenden a prueba y error, a través de sus propias experiencias. Otros jamás aprenden y son quienes mantienen detenido el progreso. Sin embargo, existen aquellos que con toda genialidad se nutren observando al prójimo y aprenden del éxito o el fracaso de los demás. 

Nuestra condición existente es el perfecto ejemplo de lo que trato de transmitir. Lo hago con el afán de que de algo nos sirva este análisis, para que en el proceso colectivo de aprendizaje hagamos los ajustes necesarios para movernos hacia adelante en el camino correcto. Ahora bien, esto solo se puede lograr si en lo individual somos conscientes de cómo aprendemos, para qué y cuáles son los resultados que esperamos.

La historia está construida por el comportamiento humano, tanto de los grandes aciertos como de las más destructivas actuaciones. La fórmula del fracaso está escrita –como también lo está la receta del éxito–, acompañada del protagonismo de la suerte. Aprender a prueba y error es un camino largo y duro; no necesariamente más eficiente que los demás métodos de aprendizaje. Son los que aprenden de esta manera quienes, por no conocer su historia, están condenados a repetirla, sujetos a paradigmas y costumbres difíciles de superar. Voltear a ver a quienes nos antecedieron es, en mi opinión, la manera más acertada de aprender, discernir y construir. El camino transitado por otros nos nutre de sabiduría, allana el camino y le proporciona una brújula a nuestro caminar. Esto no hace necesariamente más sencillo el camino y requiere tanto esfuerzo y constancia como el de ir por la vida aprendiendo a prueba y error; sin embargo, cada paso debiese de ser más certero. Y por último están los que jamás aprenden y viven anclados en un círculo vicioso que no les permite avanzar. 

Quienes vivimos en Guatemala podríamos pensar que Estados Unidos está viendo hacia atrás, pero solo parcialmente. Apostándole a la supuesta “estabilidad” política en la región, parece que poco o nada han aprendido de la prueba y el error. Llevar a tuto a un presidente como Alejandro Giammattei no les traerá los resultados esperados. Esto ya lo vivimos con el expresidente Otto Pérez Molina, y todos conocemos el desenlace. Los millones de vacunas donadas por el gobierno estadounidense no cambiarán el actuar del mandatario, quien demuestra que es de los que nunca aprenden o aprenden de los que mañas enseñan. El único resultado de la donación será cambiar la percepción de la población guatemalteca hacia la administración del presidente Joe Biden, de una agenda ideológica a una humanitaria. El gobierno de Giammattei no cambiará el malestar de la población, ni siquiera con este salvavidas. Más aún, con un presidente que demuestra continuar los pasos de Jimmy Morales –a quien la suerte ha salvado, al día de hoy, de parar tras las rejas–. Estados Unidos tendrá que enfocarse en continuar la ardua tarea del combate en contra de la corrupción y la impunidad, si quiere ver resultados tangibles y sostenibles en la región. El fallido Estado de Guatemala no será su aliado, pues quienes lo integran son de los que jamás aprenden. Su desenlace está escrito y solo es cuestión de tiempo para que, a través de la prueba y error, el gobierno de Estados Unidos determine a quiénes, con quiénes, cómo, cuándo y dónde. Si conocemos la historia, deberíamos tener un poco más claro por dónde va la cosa. Seamos un poco más astutos y aprendamos del pasado que puede hacernos menos tortuoso el camino que, a prueba y error, ha dejado tanto sufrimiento, tanta miseria y tanta desesperanza. No aprender ya no es una opción.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Tarantino debuta como noveslista y ¿se retira del cine?

El cineasta profundiza en el Hollywood del fin de los 60 en su primera novela.

noticia Lucero Sapalú/ Geldi Muñoz Palala/ elPeriódico
Mineco destituye a titular de Diaco por irregularidades en un proceso de compra

El sindicato de trabajadores del Mineco han convocado a conferencia de prensa para denunciar abusos en referida institución. 

noticia Redacción Deportes
Cremas, el talento como arma para la final

Comunicaciones tiene un plantel con muchas figuras: Mauricio Tapia los dirige para explotar sus grandes cualidades desequilibrantes.

 

 

 

 



Más en esta sección

Escasez de “chips” costará US$200 millardos

otras-noticias

Magistradas se oponen a que Valdés conozca amparo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Pimentel negocia proyectos energéticos con México

otras-noticias

Publicidad