[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Vientos buenos y malos*

opinion

El desarrollo del ciberespacio es irreversible.

Por motivos distintos, algunos se empeñan en hablar de la inmortalidad del cangrejo, esquivando la amarga realidad, esperando que míster Samuel, que no es el mismo de antes y se hace los quesos, arregle la problemática política y social que no queremos resolver, alimentada por la desinformación y el deseo escondido de que el próximo presidente sea peor que Yamanetti y siga la pachanga —si hay elecciones— desvalijando más al Estado de lo que ya está. Sin darle relevancia al lenguaje digital que aborda conceptos de internet, la principal infraestructura de comunicación que existe. Un proceso de digitalización irreversible que, según los expertos, condiciona la evolución económica, cultural y política, que empieza en las sociedades preocupadas por la educación y formación de los niños y jóvenes, enfrentando los retos del futuro, que es hoy. Entretenidos en un circo barato, aquí poco les importa, dejando a la mafia hacer del erario un colocho y un desmadre, que ni el huracán ‘Fufú’ deshace, incluidos los pactos oscuros, heredando los padres a sus hijos el chance, diciendo Nicanor sin enojo ni dolor: Qué bonita familia, qué bonito amor…

En un país descosido por los escándalos de corrupción, estallando uno tras otro, le piden a Maximón arreglar el lío llevándole puros, entrándole macizo al guaro con en el sólido argumento de que se puede acabar la producción, hablando bolígrafos filosofía pura, preguntando por qué la mafia vuelve el país una fiesta y el gobierno un cementerio, sin interesarle a nadie la respuesta. Menos el desarrollo del ciberespacio, instalando la ciberdemocracia cultivando la capacidad de atención, con estrategia pedagógica y prioridades precisas, fijando objetivos definidos autónomos. Afirmando especialistas que Google, Amazon, Microsoft, Apple, etcétera, son nuevas formas de estado; es decir, estados plataformas que compiten con el Estado nación, superando el poder planetario ilimitado al poder político, existiendo monedas digitales y regulaciones. Un ejemplo es la censura a Trump, impidiendo que utilizara las plataformas por los sucesos del Capitolio, sin poder dirigirse a los fans, derivando en una demanda en los tribunales a Twitter, Facebook y YouTube, por violar la libre expresión del pensamiento. Los ingresos de esos monstruos superan en billones de dólares, fácil, el PIB de varios países y las exportaciones de las multinacionales, que todavía controlan gobiernos con dulces y un garrote en la mano. Sin saber lo que nos espera de un imperio sin límites, como no sea ir obligados al entierro de la soberanía de tafetán engomado, disimulando el dolor escondido en la conciencia.

El desarrollo del ciberespacio es irreversible, como el de los mafiosos primitivos, de seguir creando el caos pervirtiendo la democracia, en contubernio con empresarios de alcurnia, que antes andaban con un costal al hombro, y no es cuento. Tampoco es, que al paso que vamos, seremos otra Nicaragua, pidiendo la intervención de la OEA o de la AEI, que para los efectos es lo mismo, sometidos a formalismos con discursos soporíferos en la ONU, sin lograr arrancar el mal social sembrado por décadas. Entonces, se darán cuenta los empeñados en ignorar y manipular la realidad que hay un límite, y la culpa estará bien repartida entre los necios que distorsionan la verdad, alterando los hechos su visión miope, jodiendo al pueblo, que siempre ha sido rehén de las perversidades de la derecha y de la izquierda, separadas, juntas o revueltas volviendo el gobierno un criadero de pícaros, ignorantes y ladrones, enterrando la esperanza y sus ilusiones. Y de no suceder un milagro, y salvarlo los que pueden hacerlo, cambiando lo que tienen que cambiar, pues nos jodimos. Y para no seguir en la pobreza, y encima aguantar faraones postizos en el triángulo de las verduras, miles imitarán el éxodo bíblico de Moisés, pero al paraíso del norte… Joya. Ojalá México juegue con suplentes y solo nos dejen 8 a 0. En el futbol también la corrupción apesta. *Información captada de internet.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Alcalde de Nueva York critica a Bolsonaro por venir sin estar vacunado
noticia Édgar Gutiérrez
La migración como llave del desarrollo

La vicepresidenta Kamala Harris podría liderar la causa.

noticia @rickylopezbruni
La de López y Paris

Sin Filtros



Más en esta sección

Costa Rica avanza en reducción de embarazo adolescente pero persisten retos

otras-noticias

Fundación Real Madrid y Millicom – TIGO firman alianza

otras-noticias

Nicaragua promueve reforma para suspender a diputados sin sentencia firme

otras-noticias

Publicidad