[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La soberbia de los tontos

opinion

Follarismos.

No soporto a la gente soberbia, es decir, a aquellos que se vanaglorian de estar en legítima posesión de una supuesta verdad sobre lo que sea y de ser incapaces de relativizarla, siquiera un átomo, puesto que consideran que ellos son, por obra y gracia de la Santísima Revelación, los detentadores de los valores más sofisticados, de las mejores creencias y de las más eficaces costumbres de una familia, de una tribu, de un grupo, de una clase social, de una región, de un país o de una cultura.

No soporto esa vaina de creer que el tonto, el subdesarrollado, el incapaz o el salvaje sea siempre el “otro”, mientras se va por la vida mirando todo desde la altura de las propias murallas mentales, lejos de la existencia concreta que se mueve abajo como un hormiguero gigantesco a flor de tierra donde la realidad es siempre más bruta, rica y compleja de lo que uno piensa. En ese sentido, recuerdo el pésimo chiste que un pariente mío, un españolete todavía enjaulado en las rejas cerebrales del paternalismo franquista, quiso hacer cuando me preguntó, siendo yo chico, si acá en América vivíamos todavía en las copas de los árboles, a lo que le respondí que sí, pero que teníamos ascensores eléctricos para subir.

El asunto es que esto de creernos propietarios de la verdad nos atañe a todos, todos los días. Por poco que uno haya viajado y conocido gente de otras culturas, si uno no es un imbécil integral –y que los hay, los hay– se habrá dado cuenta de que en todas partes descubrimos no solo aspectos similares a los nuestros, sino también valores, creencias y costumbres diferentes que al principio nos resulta difícil comprender o aceptar. Pienso, sobre todo, en las diferencias que hay con culturas del África o del próximo y lejano Oriente, pero también con las culturas que tenemos dentro de nuestro propio país.

El noventa y cinco por ciento de las desgracias endémicas que subsisten en los países subdesarrollados se originaron genética e históricamente a través de las empresas de conquista y de colonización que los países tecnológicamente más avanzados emprendieron, a sangre y a fuego, contra los diferentes pueblos para apropiarse de sus recursos naturales. ¿Con qué justificación? Pues con la que da la soberbia de imaginarse pueblos elegidos por el dios cristiano, de considerarse el centro del universo, de creerse civilizaciones destinadas a combatir a los “bárbaros” no cristianos para esclavizarlos.

Los Estados colonizadores y neocoloniales que todavía dominan el mundo, ¿han pedido disculpas alguna vez por sus crímenes y felonías? “Ab da”, “cóng bu”, “kabhi nahin”, “kamwe”, “ma’ateh”, “hargaz”, “khöng gio”: “NUNCA”. (En árabe, chino, hindi, swahili, maya, persa, vietnamita y español).            

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
París quiere devolver las calles a los peatones y ciclistas

La pandemia permitió dar un vistazo a lo que sería una ciudad con menos autos, más bicicletas y un ambiente más sereno para dar paseos.

noticia AFP
EE. UU. donará 80 millones de dosis de vacunas anticovid

El anuncio de Biden, que inicialmente se había comprometido a enviar al extranjero 60 millones de dosis y luego lo amplió a 80 millones, fue muy bien recibido.

noticia Ferdy Montepeque/elPeriódico
Mueren dos niñas por desnutrición en Panzós sin que Salud ejecute fondos

Desde 2017 los fondos para atención de enfermedades respiratorias y diarreicas han sufrido recortes en ese municipio.



Más en esta sección

Rechazan otra solicitud de retiro de antejuicio planteada en contra de Erika Aifán

otras-noticias

Video: comunitarios se unieron para sacar un vehículo de un barranco

otras-noticias

“Lo estábamos esperando, señor Bond”: el agente 007 vuelve tras retraso por la pandemia

otras-noticias

Publicidad