[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El globito de la fábrica de vacunas

opinion

Otra orilla.

En la jerga periodística  llamamos “globitos” a las tácticas que emplean  políticos y diplomáticos para “soltar” ideas veladamente. Esperan una reacción del público sin darse color de interesados en el tema. Es una forma de observar la  aceptación o rechazo a propuestas inesperadas que buscan respuestas afirmativas que faciliten el camino sin mayores alharacas ni rechazo. 

Así se ha dado a entender cuando en las recientes declaraciones del embajador de Rusia en Guatemala, se ha referido a esa idea, cuando ha comentado el extenso contrato firmado por la Ministra de Salud Pública, para la compra de 16 millones de vacunas Sputnik V y su desmedido adelanto económico, sin declarar programación de entregas. 

Vladímir Vinokúrov reiteró “que Guatemala no rescindió el contrato por el atraso en las entregas y que actualmente ambas partes están buscando opciones para establecer la producción nacional de vacunas, para satisfacer la demanda interna y asegurar la inmunización masiva de la población”. No es la primera vez que el globito se lanza a luz pública, ya lo hemos escuchado en otros medios influyentes.

Así es que, los que quieran oír que oigan y los que no, que sigan preguntando por qué tanto atraso en la entrega de un producto, sin un cronograma ni detalle de cantidades en futuros suministros. Un producto de demanda urgente, tan gamonalmente pagado hace ya cuatro meses. 

Mientras a nosotros, después de madrugar y hacer largas filas, la empleada del Ministerio, con una cínica sonrisa dice: –Usted tenía su fecha para hoy, de la segunda dosis, pero la citaremos para el mes de agosto. Pase la siguiente. Así nos vuelven a meter al túnel de la ignominia. Donde, aunque gritemos, nadie nos oye en las alturas.  Seguimos siendo utilizados para poner los muertos y la invisible experiencia de tanto sufrimiento.

¿Secretividad? ¿Temor a las huestes de extrema derecha que, cuando les conviene, todo lo dicotomizan en el esquema de la Guerra Fría? Que se hable claro. Y, si acaso, se está tratando ahora con el embajador –a otro nivel–, la instalación en Guatemala de un laboratorio para la fabricación de vacunas Sputnik V, con respaldo científico y técnico, de Rusia, se iniciaría otro capítulo de la misma telenovela.

Si lo insinuado por el embajador no fuere solo un tanteo, sino la realidad de una propuesta formal, que se abandone el secretismo. No es justo ni honesto ni humano que en el galimatías armado entre las decisiones del Presidente, la Ministra y quien se dé por enterado de haber recibido Rusia los US$80 millones, urge que tomen una decisión y la ejecuten. Los guatemaltecos no debiéramos seguir poniendo el dolor y los miles de muertos, en pago a la ineptitud y la ineficiencia de los dirigentes gubernamentales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Fernando González Davison
Vargas Llosa, una vida de antípodas (I)

La polémica de su libro y su postura a favor de Árbenz enojó a la extrema derecha guatemalteca.

noticia AFP
Vaticano comenzará su campaña de vacunación en la segunda mitad de enero
noticia Lionel Toriello
Lecciones de la inminente debacle de la partidocracia salvadoreña

La lección para Guatemala es que el rechazo físico a la corrupción de los políticos flota en el ambiente.



Más en esta sección

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

EE.UU. aumentará “vuelos de deportación” para inmigrantes

otras-noticias

Publicidad