[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El “Acuerdo”

opinion

Fuente de discordias y sospechas.

Generalmente, la palabra “acuerdo” conlleva buenas nuevas. Cosas agradables. 

Sinónimos de esta expresión incluyen: pacto, convenio, arreglo, alianza, contrato.

Acordar entonces es resolver algo; es conciliar, es componer.

El origen etimológico de este verbo es “accordare”, compuesto en parte por la palabra “cor” (“corazón”), y su genitivo es “cordis” (de “corazón”), que se encuentran en palabras como “recordar” o “misericordia”.

Justo, exactamente lo contrario a todo lo anterior, es lo que está provocando el “infamoso” acuerdo de suministros de la vacuna Sputnik V, firmado entre Human Vaccine (una sociedad de responsabilidad más que limitada) y el Estado de Guatemala, por medio del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

Por fin se hizo público, pero se tuvo que “filtrar” su traducción para que este matutino lo diera a conocer plenamente en una labor periodística encomiable.

He sostenido (y por supuesto que puedo estar muy equivocado), que el acuerdo de las Sputnik V no puede ni debe ser considerado “confidencial”. Un contrato de suministro no encaja ni como “información reservada” ni como “información confidencial” en la Ley de Acceso a la Información Pública, la cual desarrolla el principio constitucional de máxima publicidad de los actos de Gobierno.

Pero aún cuando efectivamente estuviera equivocado, la ministra, que al parecer negoció sin asesoría jurídica alguna el acuerdo, por ética, y por mandato legal, jamás debería haber aceptado la confidencialidad como elemento del contrato. Nos ha hecho llegar hasta el absurdo: el ministro de Relaciones Exteriores fue a “renegociar” los términos sin conocer lo que estaba renegociando; el mismísimo asesor jurídico y abogado principal del Estado desconoce su contenido; y el supuesto fiscalizador central de las finanzas públicas, igualmente afirma que no puede tener acceso al contrato. Todo, por la cacareada “confidencialidad”.

Éticamente, puede ser que la ministra no comparta que la transparencia es un valor democrático esencial. Pero donde se ha comprometido, y mucho, es en el ámbito legal, pues el Decreto 1-2021, en su artículo 4, no una, sino varias veces, exige transparencia y publicidad en las acciones realizadas para la compra de vacunas. 

Yo prefiero asumir que no es que estuvo mal asesorada, sino que no tuvo asesoría del todo. Evidentemente, al menos no de quien la debería haber acompañado desde el primer contacto con las entidades rusas involucradas: el Procurador General de la Nación.

Y para ajuste de males, me dice don Rolando Palomo, un gran jurista guatemalteco, que ese “Acuerdo” debería haber ido al Congreso para su previa aprobación, pues el artículo 171, en su literal “l”, requiere dicha aprobación cuando el país se someta a un arbitraje internacional. Lo que, por supuesto, tampoco ocurrió.

Vaya adefesio. Pero mi gran pregunta es: ¿por qué diablos lo hacemos todo tan mal? (Como diría un colega columnista famoso: “piénselo”).

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Vicepresidente hace propuesta del proceso de designación de magistrados para la CC

Guillermo Castillo, propone al gabinete que el evento sea transmitido por los canales del gobierno.

noticia EFE
Nicaragua y Crimea firman acuerdo de cooperación comercial y económica

A fines de 2020 Nicaragua estableció un consulado en Crimea, territorio ucraniano anexado a Rusia.

noticia Evelin Vásquez*/elPeriódico
Ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel será interpelado en el Congreso


Más en esta sección

Migrante guatemalteca murió tras ser abandonada por un “coyote”

otras-noticias

Hallan en Turquía “el antepasado” de los mosaicos mediterráneos

otras-noticias

Guatemala conmemora el Día Mundial del Turismo

otras-noticias

Publicidad