[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Pulso en las alturas

opinion

El plan diseñado cuidadosamente por los cerebros que tras bambalinas mueven los hilos de la corrupción y de la impunidad ha sido ejecutado con precisión matemática por los alfiles y los peones incrustados en los diferentes organismos del Estado. No han querido dejar nada al azar para evitar sustos como el que en las elecciones pasadas les diera el cuarto lugar alcanzado por Thelma Cabrera, que estuvo a punto de arruinarles la fiesta. La estrategia para la cooptación total del Estado ha caminado sobre ruedas. Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Ministerio Público, Tribunal Supremo Electoral y la Corte de Constitucionalidad se encuentran alineados en perfecta conjunción para limpiar de impurezas el camino a los que la Comisión Postuladora les dé su beneplácito para que participen en la próxima comedia electoral.

Las ententes que conforman el llamado Pacto de Corruptos, a pesar de sus motivaciones diferentes, hasta el momento han actuado estrechamente ligadas; sin embargo, el catalizador que mueve voluntades ya no goza de la exclusividad de quienes han alentado el financiamiento electoral ilícito desde el inicio de la mal llamada era democrática. Además del capital conservador tradicional, se encuentran los capitales producto de actividades reñidas con la ley, y los capitales obtenidos mediante la sobrevaloración de la obra gris que engordan las caletas de los millonarios emergentes.

Tempranamente se comienzan a mencionar nombres de posibles candidatos a ocupar la primera magistratura del país y hasta se dice de uno que ya se toma fotografías junto a la bandera creyéndose el ungido para ocupar la silla en el “Guacamolón”. Las bandas electoreras llamadas partidos políticos comienzan a agitar sus aguas buscando a los caciques pueblerinos para que les aceiten el trampolín que los eleve a los puestos de elección, y así, sin vergüenza, olvidándose de la decencia, continuar con el infame asalto a las arcas nacionales.

A todo esto, a los ciudadanos comunes les preocupa más la pandemia y sus consecuencias que lo que ocurra en el tinglado político, y los que se interesan por mantenerse medio informados únicamente esperan ver desde los graderíos quién triunfará en el pulso por el poder. Al fin y al cabo, después de Morales Cabrera y de Giammattei Falla, no se necesitan grandes atributos para ser presidente.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia SPUTNIK
España aplica medidas ante crisis migratoria en Ceuta

Autoridades españolas elevan a más de 8 mil la cifra de inmigrantes llegados a Ceuta desde Marruecos.

noticia Redacción/ elPeriódico
CMI Alimentos destaca liderazgo de su industria molinera

La compañía celebra 85 años de operaciones con más de 2 mil empleados en la región.

noticia Rony Ríos/elPeriódico
Giammattei, Cabello y el avión derribado en Venezuela

El segundo al mando del chavismo, Diosdado Cabello, acusó al mandatario guatemalteco de utilizar una avioneta vinculada al narcotráfico.



Más en esta sección

Ópera “Pueblo K’iche’e” es declarada Patrimonio Cultural Intangible

otras-noticias

Buscan potenciar el pan con vitamina D

otras-noticias

¿Facebook planea cambiar su nombre?

otras-noticias

Publicidad