[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Abuso de autoridad…

opinion

Igual al abuso de poder, es el típico ejemplo de una condición y posición de poco liderazgo, prepotente, autoritario, que padece de muy poca educación y valor. Sus debilidades, carencias y complejos salen a toda luz.

Una autoridad puede basarse en su esencia con diferentes objetivos; sin embargo, la calidad de su comportamiento, actuar y gestión debe demostrar una firmeza basada en el respeto, delegando y aplicando sus competencias sobre la verdad y la justicia. 

Es muy común en nuestro medio a nivel público y también privado observar personajes y posiciones de poder que caen en representación de una autoridad nefasta, poco creíble, que genera desconfianza, con actitudes que demuestran una falta total de liderazgo positivo como imagen de poder. “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”; entendemos esto solo para personas y sociedades de un nivel superior. 

Otorgarle poder a alguien sin formación, sin educación, sin integridad, es sumamente peligroso. Desafortunadamente, dentro de la clase política, y que muchas veces está relacionada al crimen organizado, existe un nido de personajes con este perfil, este tipo de “autoridad” que llega y ha ganado posiciones por la vía de un sistema nefasto y corrupto que compra y paga. 

El que abusa de su autoridad no merece tenerla. La autoridad es igual al respeto, no se debe exigir, se debe ganar, pero no se puede dar lo que no se tiene. La Autoridad la conocemos desde niños, como la imagen de la cabeza, del que manda, del líder, del padre, del jefe, del maestro, del director, del gerente, quien debe ser un ejemplo a seguir, que traslada por su posición y condición un valor a los demás. 

Sabemos que en sociedades avanzadas de primer mundo, en donde funciona una democracia, donde existe libertad de pensamiento, empresa, desarrollo generalizado, respeto a la vida, al derecho, a la justicia, a la propiedad privada, se debe principalmente a las acciones de buenas autoridades a todo nivel. La cultura, regida por la educación sobre una formación, sirve de parámetro para entender las razones fundamentales de la identidad de una sociedad. 

Hablando a nivel de empresas y organizaciones, como es la cabeza, es la imagen de una organización, se aplica la imitación del ejemplo, igual que un niño ve a su ídolo, a su héroe, en su padre, como la imagen superior. De igual manera, los seguidores de grandes líderes se comportan a su imagen y semejanza. Por eso, el abuso denota repudio, rechazo, desacuerdo, pero también opresión, dominio y control fuera de todo razonamiento.

El ejemplo de una organización que abusa de sus empleados, que los explota, va a obtener unos resultados acordes a sus acciones; en lugar de obtener el máximo potencial de los recursos, será todo lo contrario, producirá menos y le irá mal. 

La palabra “abuso” tiene un sin número de connotaciones, todas negativas, que demuestran una gran debilidad y la baja calidad humana de quien lo aplica, y siempre obtendrá de regreso lo poco o malo que se merece; es igual que la siembra y la cosecha, es infalible.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Fotografía/elPeriódico
El resumen del día en imágenes
noticia IN ON CAPITAL
IPC de EE. UU. pone en vilo a los mercados

El presidente de la Fed vaticinó una recuperación lenta del empleo.

noticia Editorial
Las remesas hacen la diferencia


Más en esta sección

PDH pide nuevamente a Consuelo Porras que renuncie a su cargo

otras-noticias

Las espectaculares acrobacias de este hombre hipnotizan al espectador

otras-noticias

Kevin Cordón debuta con triunfo en Tokio

otras-noticias

Publicidad