[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Travesuras del deseo

opinion

Otra orilla.

Soy una romanticona de cepa y me quedaré arraigada a esas añejas costumbres  que imaginaron y siguen creyendo  que enamorarse y amar es el mejor bálsamo para vivir sueños y emociones estampadas en el corazón, a veces, toda una  vida.  Actitudes, vivencias, ilusiones que dejaban cicatrices o daban vida. Se perdieron entre  boleros de amor y la orquesta de Glenn Miller que  con su ‘Serenata a la Luz de la Luna’ daba impulso a nuestra adolescencia que descubría en el roce de una mano y la intensidad de un abrazo la llegada al paraíso. Realmente enamorados del amor y nuestros sueños. Envueltos en  esa impronta quedamos muchos.

Leer Travesuras del Deseo, un libro de 13 relatos  de Jorge Ortega Gaitán, ha sido descubrir, en mi esencia de lectora, qué lejos en el tiempo me quedé en mis lecturas de historias de amor. Ana Karenina, Madame de la Mole y Emma Bovary las clásicas, que por rendirse a una historia de amor extramarital, no resistieron y murieron en su propio enredo. He conocido algunos personajes femeninos de Isabel Allende, Ángeles Mastreta y Marcela Serrano que coinciden en personajes femeninos capaces de llevar una doble vida, a veces con el esposo, a veces con el amante hasta la descripción de esos vínculos me he quedado.

En los  relatos de Ortega Gaitán  se descubre que, para llegar al roce de los cuerpos, los caminos son breves y sin mayores preámbulos.  Encuentros que en  minutos son  intensos y para la entrega, breves. Coincidencias de seres ansiosos de sensaciones con pieles aterciopeladas y fuertes. Vehemencia de  conocer paraísos por instantes, para volverse a perder en vidas sin arraigos ni recuerdos. Sin compromisos ni promesas donde el mañana no existe y el “te amaré toda la vida” es un fósil cuaternario.  

Los personajes acertadamente perfilados en mujeres que devoran con ansias al hombre y, en seguida, lo abandonan. Sin nostalgia ni arrepentimiento. Etheria “con quien nos comimos la piel, con la desesperación de un largo ayuno”. Fesonia. Libre de prejuicios y complejos, quien con experiencia entrega su pasado. Isis. “Con la piel tan tersa como las playas de mi tierra”. Con la que el narrador copulaba en instantes de felicidad que lo transportaban a la eternidad. “Un amor que no acepta reclamos, que solo se disfruta mientras el tiempo y las circunstancias lo permitan”.

Y descubriendo en la sucesión de 13 relatos, el lector va conociendo el nuevo  sentido que, sin arraigos de cualquier condición, a las parejas descritas en apasionadas entregas, nada les queda por conocer y nada se guarda para el mañana.

EnTravesuras del Deseo, Ortega Gaitán reveló para mí, o reafirma para otros lectores, la naturaleza de las relaciones que se sustancian actualmente, cuando entre un hombre y una mujer se entrecruza el chispazo del deseo. Ya el amor, pueda ser que venga después o quizás nunca llegue.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
EE. UU.: controversia por acciones de agentes con migrantes haitianos

El secretario de Seguridad Interior expresó que agentes a caballo trataban de manejar el flujo de miles de migrantes que cruzaban el Río Grande.

noticia Redacción Deportes
Deportistas guatemaltecos de oro

La guatemalteca Mayra Herrera ganó el sábado la prueba de 20 kilómetros de Marcha en República Checa, mientras que Charles Fernández se ubicó en el puesto 20 en el Mundial de Pentatlón Moderno en Bulgaria.

 

 

noticia Alfredo Ortega
¿Jueces criminales?

El criterio judicial de la CC, por impopular que sea, no es motivo de persecución.



Más en esta sección

El caso Odebrecht, bajo la lupa

otras-noticias

Interpol retira de su lista roja a expresidente Sánchez Cerén de El Salvador

otras-noticias

Funcionarios de Salud de Xela se enfrentan por hospital clausurado

otras-noticias

Publicidad