[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los neologismos covidianos

opinion

¿Ahora somos “rebaño”?

Hay palabras que antes de la pandemia probablemente tenían otro significado. El más claro ejemplo es “confinamiento”.

Si no me equivoco, hasta hace muy poco, el Diccionario de la lengua española (DLE) agregó la siguiente acepción: “Aislamiento temporal y generalmente impuesto de una población, una persona o un grupo por razones de salud o de seguridad”.

Pues antes, realmente el confinamiento se entendía como la pena por la que se obliga al condenado a vivir temporalmente, en libertad, en un lugar distinto al de su domicilio. O sea, lo que le pasó exactamente a Napoleón, quizás el más famoso “confinado” de la historia, hasta el 2019. En el 2020, hasta la reina Isabel fue confinada.

Igual con la expresión “cuarentena”. Yo, en mi ingenuidad, creía que era un período inclaudicable de 40 días. La verdad, el DLE, entre muchas acepciones, nos aclara que la cuarentena o cuarenteno es un tiempo de 40 días, meses o años.

Pero como ahora todo es “express” o “light”, entonces el “encuarentenarse” significa estar más o menos siete días en aislamiento cuando nos han dado el susto de que alguien con quien estuvimos ha sido diagnosticado como COVID-19 positivo, y estamos esperando nuestra prueba de antígeno o de PCR. Por supuesto, si salimos positivos viene un período prolongado de “cuarentena”, pero nunca de 40 días, mucho menos de 40 meses.

Otra palabra que cobró nuevas coloraturas precisamente es eso de “positivo”. Nunca había sido tan paradójicamente contradictorio a su significado original la palabra “positivo” y también su antónimo.

Resulta que ahora ser “negativo” es lo máximo, y “positivo” es que está uno jodido. Hay otras cosas interesantes en cuanto al uso de palabras, más allá de posibles neologismos. Por ejemplo, hay jóvenes que nunca en su vida habían escuchado la expresión “toque de queda”, algo tan común en los años setenta, ochenta y quizás parte de los noventa.

“Distanciamiento social”, antes de la aparición del infame virus, podría ser entendido como algo feo, desagradable, antinatural. Las relaciones interpersonales exigen lo inverso. Pero ahora, esa combinación de palabras significa pensar en los demás, respetar a los demás. ¿No ser distante social es egoísta?

Pero lo que más sorprende de estas variaciones covidianas y potenciales neologismos son los que están usando algunos funcionarios públicos. Decir, por ejemplo, que el contrato de la infamosa Sputnik V es “confidencial”. Pensando bien en la Ministra, ¿para ella “confidencial” significa exactamente lo contrario?

Aunque en realidad, el uso de palabras y construcción de frases por parte de nuestras máximas autoridades, cuando se refieren a la pandemia, entran en otra categoría mucho más seria y compleja: la de las falacias. Para muestra, un botón: “Se está manejando tan bien la pandemia que no somos prioridad para la venta de vacunas”…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
¿Qué es el CFC y por qué los océanos podrían comenzar a emitirlo el próximo año?

Las emisiones de CFC-11 del océano extenderán efectivamente el tiempo de residencia promedio de la sustancia química, haciendo que permanezca cinco años más en la atmósfera de lo que lo haría de otra manera.

noticia Geldi Muñoz Palala
Mintrab señala deficiencias en el programa Aporte Económico del Adulto Mayor

El Gobierno busca que este programa sea transferido al Mides, así como incrementar el gasto de funcionamiento.

noticia AFP
Imágenes impresionantes del brote de COVID-19 en la India

India, donde las personas mueren por falta de oxígeno en hospitales saturados, enfrenta un situación sanitaria crítica por una pandemia que este lunes empieza a dejar respirar a Europa, con la vuelta al colegio en Francia y el levantamiento parcial de restricciones en Italia.



Más en esta sección

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

EE.UU. aumentará “vuelos de deportación” para inmigrantes

otras-noticias

Publicidad