[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Giammattei: gobierno anticampesino

opinion

Intencional abandono del campo.

Es absolutamente obvia la contribución del campesinado a la economía y seguridad alimentaria nacional. Tampoco es desconocido que aquellos productores natos de alimentos son de las principales víctimas del hambre recurrente que agobia a la población de este país: 3 millones 500 mil personas, según informes oficiales. Uno de los graves problemas para el campesinado es y ha sido el despojo agrario. Para paliar aquel vetusto problema, gobiernos anteriores y Acuerdos de Paz mandataron crear y fortalecer la Secretaría de Asuntos Agrarios (SAA), entidad que en algo colaboraba con las angustias campesinas devenidas de la litis agraria, regularmente provocada por voraces dueños de la tierra en insaciable afán expansionista. Pese a ello, o justamente por el papel jugado, por “órdenes del presidente” se desmanteló la Secretaría Agraria, entidad responsable además de implementar la política agraria. Ufano, el presidente anunció su absurda decisión, sin más fundamento que quedar bien con los señores del agro. 

Así, sin preparación alguna, la nefasta idea se ejecutó. ¿Qué se haría después y cómo abordar el problema de fondo? A saber. De estadista ni cerca. Hay ahora problemas para ubicar los archivos de trámites en curso. Difícil encontrarlos afirman burócratas de aguardentosa sonrisa. Tampoco hemos visto al presidente, con su mayoría parlamentaria, incrementar los fondos asignados a la agricultura a pequeña escala. La cartera específica sigue famélica, “regalando” alimentos, lo cual prometió revertir. Su programa insignia: huertos familiares, vieja estrategia de limitadísimo alcance, impulsada por las oenegés desde hace 50 años en este país. El Ministerio debiese estar para grandes tareas: desarrollo agropecuario microrregional y regional. El potencial natural existe y un campesinado de amplia capacidad productiva. Lo hemos dicho, se ha dicho infinidad de veces. Volviendo a las provocadas debilidades del agro público: el Fondo de Tierras, aquejado por falta de fondos y voluntad política –lo preside el ministro del agro– navega errático, sin brindar soluciones de acceso campesino a la tierra.

El dramático colofón: la ocurrencia gubernamental de cerrar la SAA está siendo sustituida por una dirección incorporada en la Comisión Presidencial por la Paz y los Derechos Humanos, con ridículo presupuesto, sin mandato claro y cuya mayor aspiración es reconstruir lo que el presidente tontamente destruyó de un plumazo. Vaya gestión absurda. Mientras tanto, en las Verapaces, gavillas armadas conminan a campesinos a abandonar cultivos. Queman sus ranchos. Los terratenientes claman a jueces venales por órdenes de desalojo. La concepción presidencial es clara: el campesinado es mano de obra barata, voto y migrante envía remesas. Además, asume: calladitos se ven mejor.  

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Simón Gómez
Estos fueron los 10 autos más vendidos en 2020 a nivel mundial  
noticia EFE
The Jacksons reedita “Can You Feel It?” con voces de Martin Luther King y Barack Obama

El grupo musical rescata los temas más emblemáticos de su repertorio.

noticia Redacción*/ elPeriódico
CSJ anula resolución que beneficiaba a exoficial de Aifán

Tatiana Elizabeth Guzmán Figueroa fue denunciada por la jueza Erika Aifán, por filtración de información sobre casos que tenía a su cargo.



Más en esta sección

Sputnik V: La ruta de un contrato que fracasó

otras-noticias

Guatemala al instante

otras-noticias

Machu Picchu celebra 110 años de su salto a la fama mundial

otras-noticias

Publicidad