[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Iniciativa “curiosa”

opinion

¿Regular la libertad de religión?

 

Hemos sido sorprendidos con una iniciativa de ley recién presentada al Congreso. Me refiero a la identificada con el número 5915 y que se titula “Ley de Libertad de Religión y Creencia de culto y de conciencia (sic).”

Un total de 73 diputados la han firmado como ponentes. O sea, casi con una cantidad que aseguraría su aprobación por mayoría simple.

En uno de los párrafos de la exposición de motivos dice: “El desarrollo jurídico de la libertad de religión y creencia, culto y conciencia, el derecho a la igualdad entre las diferentes religiones y formas de manifestar una creencia o la ausencia de esta, es un pendiente (sic) del Estado de Guatemala”.

Sería interesante enterarme qué es ese “un pendiente” al que se refieren, pero si alguna libertad o algún derecho no necesita regulación, sino en todo caso respeto absoluto a la autonomía, es la llamada libertad de religión (artículo 36 constitucional).

Tan es así que, por ejemplo, uno de los derechos humanos que no pueden ser restringidos o condicionados de forma alguna durante regímenes de excepción constitucional es la libertad de religión.

El mismísimo artículo 1 del proyecto establece, entre otros, como su objeto, la de “regular” esta libertad. 

En fin, es un proyecto de ley muy curioso, que tristemente, en el contexto que vivimos, pareciera que lleva propósitos no develados (¿piensa mal y acertarás?).

Uno de los aspectos más llamativos que contiene esta iniciativa es la regulación de la llamada “objeción de conciencia”. 

Conforme jurisprudencia y doctrina internacional, este derecho de objetar el cumplimiento de una obligación legal por convicciones religiosas ha generado gran polémica. Se ha hecho una distinción muy importante en cuanto a que los funcionarios públicos no tienen el mismo derecho de argumentar objeción de conciencia como lo tiene un ciudadano. Es una cuestión debatible y en evolución, pero este proyecto no dice nada al respecto. Este es tan solo un ejemplo de una regulación legislativa innecesaria que puede generar problemas donde no los hay.

La gran mayoría de los países han desarrollado estos temas, cuando se presentan, mediante debates judiciales y no por medio de leyes.

Otras “curiosidades”: a) exención de revisión administrativa y judicial sobre varias decisiones internas –esto es inaudito en nuestro sistema legal–; b) denegación a las entidades religiosas de fiscalizar, investigar o averiguar el origen de los fondos de sus donantes –o sea, una exención a las regulaciones contra el lavado de dinero (el proyecto dice que esto queda exclusivamente a cargo de las autoridades competentes)–.

Ojalá que las comisiones del Congreso que conocerán esta iniciativa para su aprobación (o no) sean muy cuidadosas y que quienes propusieron la misma no participen en dicha etapa, por evidente conflicto de interés. ¿O todo esto es una gran cortina de humo? 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP/EFE
Colombia investiga presunta muerte en Venezuela de “Jesús Santrich”

La semana pasada, la Corte Suprema de Justicia de Colombia aprobó la extradición de Santrich a Estados Unidos, donde es solicitado por narcotráfico.

noticia María Aguilar
Guatemala sigue devastada

Muertes oficiales por COVID.

noticia José Alejandro Arévalo Alburez
Más allá de la coyuntura

Propósitos compartidos.



Más en esta sección

Video: comunitarios se unieron para sacar un vehículo de un barranco

otras-noticias

“Lo estábamos esperando, señor Bond”: el agente 007 vuelve tras retraso por la pandemia

otras-noticias

Premios Billboard Latinos: ellos son los ganadores

otras-noticias

Publicidad