[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El triángulo del cinismo

opinion

En el triángulo del cinismo, los gobernantes de turno son ángeles caídos del cielo.

En la región centroamericana hay una suerte de competencia entre las élites en el poder por mostrar quién tiene las mayores capacidades y muestras de cinismo, siendo los gobernantes los mayores exponentes de mentiras y falsedades que ni ellos, sin duda, se creen.

Empecemos en casa. En dos ocasiones, Giammattei, en eventos que involucran a actores externos, afirma que su gobierno es el más transparente de la historia y que no hay ningún caso o señalamiento de corrupción en su contra. 

En pocas palabras niega que él esté a cargo del gobierno de turno, pues no hay semana que no salga a luz un caso de corrupción que involucre a alguno de sus funcionarios. Para Giammattei, él no tiene responsabilidad en lo que hagan o dejen de hacer los funcionarios que nombra. Esta rara especie de desdoblamiento político que raya entre cinismo y desfachatez ha sido una constante, como lo vimos en plena pandemia, cuando dijo que el COVID-19 era un asunto de cada persona y que su gobierno no era responsable de nada. 

En El Salvador, la semana pasada el presidente Bukele forzó el cierre de la comisión internacional contra la impunidad, que apenas empezaba a dar los primeros resultados en casos de corrupción. Habiendo sido el caballo de batalla la lucha contra la corrupción en su campaña, la Cicies representaba su principal oferta de cumplimiento de luchar contra ese flagelo.

Sin embargo, no fue del agrado del presidente que dicha comisión levantara información sobre casos de corrupción ocurridos en plena pandemia que involucraban a altos funcionarios de su gabinete. Ante cualquier amenaza que representaran esas averiguaciones, mandó a su aplanadora legislativa a decretar una ley de inmunidad para sus funcionarios y contratistas, librándolos y blindándolos ante cualquier investigación penal o administrativa. 

Al final, Bukele estaba cómodo con que se investigara la corrupción de sus adversarios de ARENA y FMLN, no así la de su propio gobierno. 

Con ello quedó enterrada la principal promesa de campaña y cínicamente quedó establecido en el vecino país que la corrupción es un mal de otros, pero no del gobierno en turno, que prohíbe, en adelante, su investigación y castigo.

En Honduras, acusado por narcotraficantes procesados y condenados, el presidente Juan Orlando Hernández insiste contra toda lógica e incluso testimonios que él no está involucrado en el negocio de tráfico ilegal de estupefacientes.

Su canciller afirma que siguen siendo un socio confiable para Estados Unidos porque han demostrado compromiso en la lucha contra la corrupción, mientras el mismo mandatario dice que las acusaciones son porque él ha ordenado las extradiciones de quienes hoy lo acusan de haber financiado su campaña con dinero del narcotráfico.

En el triángulo del cinismo, los gobernantes de turno son ángeles caídos del cielo ajenos a la corrupción galopante, que solo existe en aquellos que envidian su poder impoluto.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Carlos A. Dumois /DUEÑEZ EMPRESARIA
Inquietudes del sucesor

Las familias empresarias necesitan aprender a abrirse y ser cada vez más transparentes.

noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Destituyen a director de Correos y Telégrafos de Guatemala

La institución quedará temporalmente a cargo de la subdirectora ejecutiva, Ada Julieta Guinea.

noticia Ricky López Bruni
La del pescuezo colorado

Sin Filtros



Más en esta sección

Autoridades reportan un ataque armado en contra de un comunicador en Chiquimula

otras-noticias

Luis Martínez, séptimo del mundo

otras-noticias

Por primera vez astrónomos ven luz detrás de un agujero negro

otras-noticias

Publicidad