[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Qué pasó con el Lobo Vásquez?

opinion

“Podría resultar candidato en las próximas elecciones”.

Los quince minutos de fama que pronosticó Andy Warhol como meta para los artistas y metáfora de la vida, se evidenció hace prácticamente un año cuando en medio del pico más alto de contagios Fabio Vásquez, un zapatero optimista autonombrado el Lobo Vásquez, decidió tomar aire y expresar vida concursando en una competencia virtual, el Covi Dance 2020, para reaccionar ante la depresión por la pérdida de su hija y la pesadilla que significaba el encierro por la pandemia. Desde su vivienda grabó en solitario unos pasos de baile que tenían algo de profundo, de melancólico, de opaco, de triste, de resistencia, con gran fuerza dramática. Muchos aplaudieron y otros criticaron, pero compartieron el video por las redes sociales. La reacción fue impresionante, ya solo se hablaba del Lobo Vásquez, era la estrella nacional e internacional, y en otras latitudes saltaron los imitadores frustrados, y hubo reclamo de profesionales del baile que le envidiaban la popularidad.

El Lobo inició su gira triunfal por el comercio y los departamentos, donde lo esperaban con globos y marimba para verlo de cerca, pedirle el autógrafo o tomarse una selfie. Expresaba unas palabras y a bailar, donde lo que se contemplaba no era la demostración de habilidad lograda con esfuerzo y práctica sino el entusiasmo y la actitud. La gente aplaudía y los comercios lo invitaban, le regalaban productos comerciales, salía con bolsas con zapatos, comida, ropa y mercadería.

Tras el éxito añadió a su pareja de vida y baile a los videos, lo que ya no gustó tanto, porque lo que tuvo de impresionante el baile original fue la soledad, a media luz, en un espacio reducido, sin aspiraciones ni público real. Lo que siguió fue competir con profesionales.

Para la época navideña todavía era la sensación, pero este año se esfumó, no volvimos a escuchar nada suyo, y hasta corrió el chisme en abril de su desaparición física, que él se apresuró a desmentir.

El Lobo Vásquez demostró que es posible salir del anonimato en un instante, con un golpe de suerte, que basta que los reflectores se concentren para alcanzar la fama, y ahora hasta podría resultar candidato en las próximas elecciones.

El golpe de suerte del Lobo Vásquez es lo que sueñan los interesados en la política, porque quieren entrar así a la popularidad, de repente, porque con las nuevas reglas diseñadas para que solo puedan competir los ya conocidos, se obliga a los nuevos a montar espectáculos para ser notados, a lo Neto Bran o Tres Quiebres, boxeando o filmándose entre matorrales sin pudor. Los políticos ahora deben cuidar que no se vaya a creer que quieren ser lo que pretenden, porque eso es pecado, eso se llama publicidad anticipada, porque solo hay algo así como tres meses para anunciarse, como reacción extrema a la publicidad que nos desbordaba antes. Es decir, al ser más papistas que el papa, nos expusimos a conformarnos con lo conocido o agitar el circo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Enrique García / elPeriódico
Exjuez se queja del PDH
noticia EFE
La corrupción comienza a preocupar a los salvadoreños

La principal razón del empeoramiento de la situación del país es el covid-19, así lo señalan el 64,8 por ciento de los encuestados, señaló el rector de la UCA.

noticia
Dulzuras a la parrilla


Más en esta sección

Becas para estudiantes de Medicina tendrán duración de nueve meses

otras-noticias

Mineduc publica acuerdo y confirma que no realizará evaluación a los graduandos

otras-noticias

“El Cártel de los Sapos”: la versión chapina

otras-noticias

Publicidad