[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Líder de Dueñez

opinion

Es difícil asegurar la prosperidad y permanencia de la empresa si no comprendemos cómo se comparte y se lidera la Dueñez.

Seguimos trabajando en el proceso de sucesión de varias empresas familiares latinoamericanas. Cada una vive el proceso de manera única. Sus necesidades son específicas. Lo que necesita cada familia para asegurar que la siguiente generación continúe creando valor en armonía depende de diversos factores. 

En una de ellas hemos seguido un proceso minucioso de evaluación de los candidatos mejor perfilados para suceder al Presidente del Consejo y Director General. Los finalistas expresan su preocupación sobre el manejo de la problemática familiar. Solicitan no tener que asumir las relaciones con la familia.

Se intenta diseñar desde ahora la fórmula de gobierno de la siguiente etapa en la vida de la familia empresaria. Se definen una serie de puestos de máximo liderazgo en la parte más alta de la estructura de mando.

Nosotros planteamos que la clave está en encontrar a quien tenga verdadera vocación de liderazgo de la Dueñez. No parece ser fácil comprender nuestro planteamiento.

¿Qué es el liderazgo de la Dueñez? 

Es el rol más relevante en toda organización. La verdad es que no es tan relevante cómo se estructure el gobierno corporativo en la empresa. El líder de Dueñez puede ejercer ese rol desde la Presidencia del Consejo, o desde la Dirección Ejecutiva, o hasta desde otro puesto en el organigrama.

Hemos visto empresarios que gobiernan a su empresa desde muy distintas posiciones. El preocuparse demasiado por los puestos y los títulos solo demuestra que poco comprendemos del manejo del poder en las organizaciones familiares.

El líder de Dueñez gobierna por su capacidad visionaria y de orquestación de una constelación de líderes que le complemente. A veces puede hasta ubicarse en posiciones estratégicas como Ejecutivo en Jefe de Tecnología, o de Innovación, o de Nuevos Negocios.

Su labor es conducir la empresa hacia su destino, que es crear riqueza. La creación de valor es un arte. Su gestión demanda el entendimiento e interpretación correcta de lo que ocurre en la industria y en el entorno, así como la capacidad de descubrir y crear las oportunidades de crecimiento cuyo aprovechamiento nos llevarán al liderazgo en el mercado por caminos de generación de valor.

Es quien hace síntesis en la cima. Al elegir los grandes caminos de creación de valor, el máximo líder escucha las voces del mercado, de los consejeros, de los ejecutivos y de los colaboradores. Toda esa información la procesa, funde y traduce en una visión integradora que clarifica el rumbo estratégico hacia el que ha de moverse el negocio para maximizar sus posibilidades de crecimiento de valor.

Es la cabeza que irradia el poder. Parte fundamental del quehacer de este líder es construir la fórmula de gobierno que le ayudará a multiplicar el poder en una estructura capaz de hacer realidad la visión de futuro. En esta tarea la clave está en definir las posiciones clave que se requieren y encontrar y atraer los talentos que las ocupen. Es fundamental mover las piezas adecuadamente para empoderar a estas cabezas clave y propiciar que trabajen sinérgicamente en un equipo bien integrado.

Es el arquitecto de la Dueñez Compartida. El equipo de Dueñez es el núcleo de la gestión de oportunidades en la cúspide de la organización. Ya sea en un Consejo de Administración, o un Consejo de Dueños, o un Consejo Consultivo, este equipo es el que acompañará al empresario tanto en el proceso de envisionar el futuro como el de edificar una estructura de líderes potente para hacerlo realidad.

Es el escultor de la armonía. El líder de Dueñez puede crear las estructuras y posiciones necesarias para crear valor y construir la armonía, incluyendo el sistema de gobierno y el organigrama ejecutivo y sus líderes, pero al final de cuentas él responde por la permanencia y prosperidad del negocio y por la cohesión y unidad de la familia.

Esperamos que estas y muchas familias sean capaces de manejar adecuadamente su proceso de sucesión. Contar con el mejor líder de Dueñez es crucial para ello. Es vital para su permanencia. 

c_dumois@cedem.com.mx

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

* “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Este hombre compara el sonido de un ganso al correr sobre diferentes superficies

El ganso de apenas un mes de vida se ha convertido en un animal muy querido en redes sociales.

noticia Europapress
Este perro confunde a sus dueños durmiendo con un cojín con sus caras impresas dando lugar a una hilarante escena
noticia AFP
Bolivia cierra 2020 con leve caída en feminicidios e infanticidios


Más en esta sección

Inútil empate de Comunicaciones

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Erick Barrondo no pudo consumar otra hazaña

otras-noticias

Publicidad