[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El poder equivocado y la información

opinion

Otra orilla

 

Si los partidos políticos después de aceptar millonarios aportes obligaran a sus futuros candidatos  a recibir cursos intensivos sobre el trabajo de los medios de información en un país democrático, no abundarían los que llegan al poder mal informados y equivocados. Muchos sobresalen por creer que un reportero, un editorialista o las empresas de comunicación están obligadas políticamente a sumarse a la masa  de  serviles que estarán sometidos al ansiado poder que, desde que soltó el millón, tanto  lo embelesa.   

  Se les debiese sacar del error, de su involuntaria ignorancia y  de los códigos que, como empleado lo obligan a informarle a la sociedad, en qué, cómo, cuánto y por qué gasta el tiempo y el dinero de los tributos económicos que maneja. Muchos, ya como funcionarios, alcaldes o diputados se autoengañan creyendo que el puesto de Relacionista Público, adscrito a su dependencia, es el empleo idóneo evadir su responsabilidad y se vuelven a equivocar cuando nombran para desempeñarlo a una curvilínea, que se comportará en automático:  moviendo las pestañas, al compás de sus caderas hechizará a los reporteros para tomarles el pelo. A ella sí la adiestrará para saber endulzar mentiras con burdas explicaciones, por sus marcadas ausencias. ¿Llegan al poder “funcionarios” que temen a los reporteros porque emocionalmente los descontrolan? Claro que sí. Los delatan su ignorancia y la hipocresía de no dejar traslucir sus fallas humanas o su oscura venalidad.

A propósito de “ asesores de imagen” para políticos iniciados, se trata de personajes relacionados también con la información canalizada que emana de los despachos presidenciales. Inquirir por su trabajo  conduce a identificar extranjeros –que ganan millones–, que irrumpieron en el ejercicio del poder de los mandatarios guatemaltecos, desde la década de los noventa. 

Como grandes mistagogos vienen envanecidos por su capacidad de apuntalar iniciados en el desempeño de la primera magistratura. A gobernantes estultos, ineptos y embaucadores se les hacen indispensables y les crean la codependencia más ingrata que practican los mentirosos. Se colaron entre los medios militares influyentes y el Presidente de turno, y descubrieron volverse imprescindibles a la estulticia de los elegidos. Para muestra valen mucho las arengas, la renovada represión que se vive y se  respira, en todo el ámbito político  guatemalteco. Tantos millones gastados para encubrir funcionarios venales e incapaces, que tienen miedo a dar la información de su trabajo y los resultados de algún programa. Toda su energía se va en las múltiples inauguraciones que, anticipadamente, sabemos que no cumplen. Tanta engañifa llora sangre.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Científicos ven un “desastre global” reabrir Inglaterra en plena ola de COVID-19
noticia Eduardo Girón
¿Nos relajamos?

El 2021 inició y el virus sigue presente.

noticia Redacción Deportes
Iztapa elimina a Municipal

Un desinflado Municipal no pudo ni siquiera descontar el 2-0 del juego de ida, y con empate 0-0 ayer los Peces Vela van a semifinales…

 



Más en esta sección

La inflación anual subió ocho décimas en la eurozona en agosto, hasta el 3 %

otras-noticias

Convierte tus cuentas por cobrar en efectivo inmediato con Factoraje Banrural

otras-noticias

Campesinos de Guatemala atacan al cambio climático con agricultura resiliente

otras-noticias

Publicidad