[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

“Un aliento de amor”

opinion

Estar a tu lado siempre fue como tener un nacimiento de agua allí, un remanso de paz.

Todos estos días y estas noches tan tormentosas, hago un “detente” y le mando a Lilliane, mi hermana y amiga de vida, un mensaje cargado de mis mejores vibras, para que este caminar suyo sea etéreo y libre de mayores sufrimientos, confío en que la telepatía que siempre tuvimos se lo hará llegar…  Uno de los castigos más duros de esta pandemia es impedirme llegar a su lecho, tomarle la mano, besarle la frente y decirle unas palabras de aliento.  Por eso, Pedro, te pido que cuando todos estén rodeando a Lilliane, Maripaz le lea este mi sentir.

Lilliane y los ángeles tienen varias similitudes:  su alma generosa y espíritu de bondad que le hará este gran paso más ligero y menos penoso.  Le caracterizó siempre una deliciosa naïvité que le hizo ver solo lo bueno y amable de las personas  y lo maravilloso que es este mundo.

Lilliane: “No voy a olvidar jamás tu alegría y tu mirada cristalina de tus ojos verdes, dándome una desaprobación por mis opiniones y sentimientos duros y complejos que me hacían reflexionar y me transmitían de inmediato calma y sensatez. Estar a tu lado siempre fue como tener un nacimiento de agua allí, un remanso de paz”.

Todos quisiéramos tener ese prisma de Lilliane, para ver este mundo como ella lo ve: de un celeste dorado como agua de los mares, encendido por la luz de las luciérnagas, me lo imagino yo. ¡No olvidaré su mayor cualidad!

Te quiero comadrita y lloro porque sufrís, pero todo en la vida es pasajero, como siempre decíamos…  No hubo un alma en pena a quien no socorrieras, con un tino y una delicadeza, tan tuyos. 

Los dioses del Olimpo y todos los dioses en que los hombres creemos tienen un plan extraordinario para ti.  Te prometo ser mejor persona desde hoy, hacer todo con ahínco y el areté de los griegos: buscar la excelencia, para honrarte y alivianarte este sufrir.

Parafraseando a mi abuelo, Faustino Padilla M.: “Tu esposo, tu mamá, tus hijas, tus yernos, tus nietos y tus amigos hablan por ti”…

Lilliane, sembraste un sendero de luz y deseo que las mejores voces del mundo te canten al oído, con la Orquesta Sinfónica de Bremen, dirigida por Paavo Järvi, el Himno de la alegría de Beethoven.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia Redacción Deportes
Amarini Villatoro: “Nos faltó contundencia”

Se le ganó a Islas Vírgenes 3-0 como visitantes y se tiene cuenta perfecta de puntos, pero a la selección de Guatemala le falta gol, dice el técnico Amarini Villatoro.

 

 

 

noticia Europapress
Las pinturas hiperrealistas de un artista autodidacta te harán dudar de si son o no fotografías de paisajes


Más en esta sección

Porras quitó a la FECI caso de plazas fantasma en Salud

otras-noticias

Julio cierra con caídas y los mercados en incertidumbre

otras-noticias

Estuardo Gálvez pide salir de prisión

otras-noticias

Publicidad