[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El éxodo

opinion

¿Sus causas son exclusiva o principalmente económicas?

Seguir llamando “emigración” al desplazamiento humano que estamos presenciando, aunque técnicamente correcto, tiende a minimizar o diluir la trascendencia del fenómeno.

Es mejor llamar a las cosas por su verdadero nombre, dice un sabio consejo popular. Y lo que ocurre en los países del Triángulo Norte, es un éxodo.

Otras formas de nominar el fenómeno podrían ser “huida” o “expulsión”.

Según cifras reportadas en elPeriódico, en su edición de ayer, solo en marzo y abril de este año, han sido detenidos en la frontera de EE. UU. con México, 173 mil 448 y 178 mil 120 personas indocumentadas, respectivamente. Son cifras récord si comprendo bien, y estos datos no incluyen a las personas que sí han logrado cruzar la frontera, por lo que podría aventurarme a decir que, en apenas dos meses, más de 400 mil personas, casi todas nacionales de El Salvador, Honduras y Guatemala, han huido de sus respectivos territorios.

No soy experto en esta materia. Pero conozco verdaderos especialistas, como el colega Pedro Pablo Solares, quien con toda autoridad escribe al respecto cada domingo en el matutino Prensa Libre.

Sugiero, con toda vehemencia, no perderse sus relevantes y muy bien escritas columnas.

Justamente, por conversaciones que he tenido con él, he entendido que el éxodo no puede ser atribuido única o principalmente a la falta de oportunidades de trabajo.

Si se nos diera el “milagro” que las inversiones estadounidenses en el país se vieran incrementadas significativamente en los próximos años, sin duda ello podría paliar, mas no resolver del todo el fenómeno social en cuestión.

Y digo el “milagro”, porque para que las inversiones se materialicen, se tienen que dar una gran cantidad de condiciones, entre ellas, la de contar con un verdadero Estado de derecho con instituciones sólidas administradas por funcionarios competentes y probos.

Me parece que mientras sigan existiendo factores estructurales en nuestras sociedades que provocan desigualdades palpables, y una indiferencia generalizada ante las mismas, seguirán existiendo causas para huir.

Soy de los miles (pero pocos en realidad) de afortunados que pudimos acceder a educación formal y completa, por ejemplo. Pero, ¿qué se sentirá no tener servicios básicos, lo que se ha agravado aún más con la pandemia? ¿Qué se sentirá sentirse marginalizado en este “paraíso desigual” (Susana Gauster)?

Y para ajuste de todos los males, los pocos recursos que generamos para la inversión pública y que efectivamente quedan para servicios básicos e infraestructura, son asediados por funcionarios corruptos, opacos e ineficientes. 

Me parece que una de las prioridades que debemos abordar los guatemaltecos es la destrucción del régimen de impunidad en el que vivimos. La existencia de este flagelo está en la raíz de muchos de nuestros males.

¿Por qué no hay costarricenses huyendo masivamente de su país? Una pregunta para la reflexión final.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lionel Toriello
Ni Chávez ni Pinochet

Ni Bukele ni otros líderes que puedan surgir, tienen que devenir en, como nuestro triste pasado hace suponer, “un Chávez o un Pinochet”.

noticia AFP
¡Sobrevivió! Un hombre pasó 18 días perdido en un bosque de Australia

Robert Weber fue trasladado al hospital “sufriendo por la exposición a la intemperie, pero por lo demás se encontraba bien y a salvo”, dijo la policía.

noticia Evelyn Boche/elPeriódico
Pesquisa del MP se centra en exdecano Rodil


Más en esta sección

Costa Rica avanza en reducción de embarazo adolescente pero persisten retos

otras-noticias

Fundación Real Madrid y Millicom – TIGO firman alianza

otras-noticias

Nicaragua promueve reforma para suspender a diputados sin sentencia firme

otras-noticias

Publicidad