[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Feria de zompopos

opinion

Hay una guerra de información fría o caliente, dependiendo quién la inicia y la termina con mentiras o la verdad pura y dura. 

 

De pronto se alborotaron sin avisar, incrementando el caudal gente que gobernó, caracterizada por mucho párrafo y nada de ópera, repartiendo recetas a diestra y siniestra para curar el cáncer de la corrupción, con el espinazo torcido por dirigirla o por el privilegio de verla pasar sentados sin prisas, haciéndose locos. Rindiendo culto al formalismo secular pregonando el paraíso terrenal desde otra perspectiva, sin quitarle las escamas al pescado en un país que no digiere la democracia, viendo indignado hace décadas a una bola de cínicos esquilmar el erario, y disfrutarlo sin remordimiento. Surgiendo la pregunta: ¿Es viable la democracia en un corral de gallinas, cuidado por lobos con piel de oveja? Ahora que el COVID-19 sacude las entrañas del mundo, es válido preguntarlo en virtud de que los países pobres no tienen para pagar las vacunas y los ricos que las producen se niegan a liberar las patentes, en nombre del libre mercado. La relación está vinculada al precario sistema de salud y a una gama de falencias que la pandemia desnudó, en los Estados sin cumplir obligaciones elementales entre otras causas, por la visión patrimonialista y miope de la elite, administrando a su antojo el proceso democrático de papel, con la complicidad de la mafia que le disputa el pastel y se lo comerá tarde o temprano, ondeando la bandera de la impunidad con un sentido académico de autoridad. Complaciendo a los formalistas de hueso colorado que viven de la teta del Estado y se morirán hablando pajas, sin justificar su actitud ni explicar que son parte del sistema por vividores, con una conducta cuestionada sin límites definidos, que no cae en el error ni la ignorancia en estos pueblos abandonados a la mano de Dios, viviendo en condiciones de sálvese quien pueda a merced de las suposiciones y deseos de los que se creen gobernantes…

Y mientras la dirigencia fundamentalista opuesta al cambio real, resucitaba el comunismo y asustaba ignorantes, armando una contrarreforma, saltó la liebre y surgió Bukele en El Salvador. Un pueblo noble, admirable y fraterno que fue sometido a una guerra de verdad y que progresa en la adversidad, encontrando en Nuevas Ideas una opción, cansado de la farsa de Arena, el FMLN y otros corruptos. Proyecto político que no es perfecto pero sí diferente, iniciando un recorrido inédito con el apoyo popular de más del 90 por ciento, innovando la forma de hacer gobierno y combatir las diferentes clases de pobreza como las nuestras, sin poder romper la mentira, la ilusión de un futuro mejor. De esa cuenta, hay una guerra de información fría o caliente, dependiendo quién la inicia y la termina con mentiras o la verdad pura y dura.

Lo relevante fue la decisión del Congreso salvadoreño, destituyendo a los magistrados de la Cámara Constitucional y al Fiscal General, creando un debate entre los que priorizan erradicar la corrupción y los sometidos a formalismos legales para superar los escollos impuestos por el sistema perverso y subsistir, prevaleciendo la codicia y la ignominia sin importarles el derecho de la mayoría que anhela vivir en una democracia auténtica, con dirigentes probos y capaces, prefiriendo de no ser posible, una dictadura ‘light’ harta de tanto pícaro disfrazado de político. El paralelismo de el Salvador con el sistema nuestro, abarca la tenue división de los poderes del Estado y la persistente injerencia del Presidente de turno, –sutil o descarada– en el Organismo Legislativo y Judicial, subordinación con efectos nefastos al financiar candidaturas, sectores oscuros al margen de la Ley. Todólogos con la mano untada sin la conciencia en orden, abogan por mantener las formas y consolidar la democracia de cartón, fragmentando el Estado con graves consecuencias económicas, políticas y sociales, otros prefieren lo que hizo Bukele y no un golpe de Estado militar. Lo único claro es que de no surgir ideas nuevas, seguiremos esperando con ayuda del azar un As, no una J, ni un joto con los sentimientos confundidos, sin inteligencia política. De suceder, es mejor un golpete… Joya. Una sonrisa resuelve problemas, el silencio los evita.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos/elPeriódico
Gobierno prohíbe manifestaciones, fiestas y alcohol

El acuerdo establece que los supermercados, mercados y centros comerciales solo podrán vender comida para llevar.

noticia Redacción/elPeriódico
Allanan vivienda de editor de “elPeriódico”

Durante la diligencia, la PNC le prohibió al periodista hablar por teléfono.

noticia AFP
Millonaria recompensa por información sobre ataque a helicóptero de presidente colombiano


Más en esta sección

MP ha atendido este año a 154 víctimas de trata de personas

otras-noticias

Olga quería pintar su casa, no suicidarse

otras-noticias

Congreso sigue postergando juramentación de Porras

otras-noticias

Publicidad