[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Contaminación en la ciudad de Guatemala

opinion

Desde hace 57 años he sido vecino del barrio Miraflores, conocido ahora como Carabanchel, en zona 11, es decir, forma parte de la 16 avenida de esta zona, iniciando en 13 calle y topando con calzada Roosevelt. He notado que desde hace unos tres años, el  nivel  de  ruido y contaminación auditiva se han vuelto insoportables en esta zona y también en toda la ciudad de Guatemala, por ejemplo, un  alto  porcentaje de motos y automóviles que transitan en la ciudad, que forman parte del parque vehicular en general, circulan con el escape abierto, sin  el silenciador correspondiente, es más, se ha puesto en moda, sobre todo en motos, no usar este artefacto tan necesario para  evitar el molesto ruido de los motores a gasolina. A la 16 avenida, donde circula todo tipo de vehículos, se le  recargó  el flujo de  los  mismos debido a  que, sin estudios adecuados, se obturaron avenidas importantes que drenaban parte del tráfico que ingresa a esta importante vía, por  ejemplo, se obstruyeron la 15 avenida A y B de zona 11, –ahora conocida como Miraflores II–,  también se cerraron  la 17 y 18 avenidas de la zona 11, Miraflores I, y muchas otras avenidas de la colonia el Mirador. En este sentido, manifiesto que al obstruir estas importantes vías de circulación también se privatizaron áreas verdes donde antes jugaban los niños de los barrios aledaños, ahora estas áreas verdes son administradas por los comités privados y, nadie más que los vecinos de las colonias en mención, pueden hacer uso de ellas. Aunado a esto, menciono otros factores que agravan la situación de contaminación, no solo auditiva, sino de otra índole:

  1. Desde las 7 de la mañana, es usual la visita en la vía pública de este sector y otros de la ciudad, de muchos vehículos que se dedican, entre otros oficios, a la  recolección de chatarra, a vender  fruta; también visitan este lugar y todo el sector, vendedores ruteros de telefonía móvil, panificadoras, promotores de alimentos,  atoles; promotores de distintas industrias dentífricas, en fin, el listado es largo. El  asunto es que  portan altoparlantes con sonido excesivo,  es decir, con niveles de  audio o decibeles no controlados ni por la Municipalidad de Guatemala, ni por el Ministerio de  Ambiente. 
  2. La proliferación de talleres se ha vuelto descontrolada, se hace difícil caminar por la vía pública, ya que esta es ocupada por carpinterías, talleres de mecánica, tornos, fábricas, vidrierías y otras industrias que no respetan el paso peatonal para lo cual fueron destinadas las aceras.
  3. Muchas calles de este sector, Carabanchel y colonia Roosevelt, están colmadas con vehículos que se encuentran con desperfectos, es decir, ya abandonados por sus dueños en la vía pública. Esto causa que la basura se acumule debajo de los mismos y que el espacio que ocupan pueda ser utilizado de manera responsable por los vecinos que visitan sus residencias o comercios.
  4. Han proliferado en algunas calles y avenidas, como es el caso del área aledaña al Mercado Navidad de la 12 avenida de la zona 11, ventas de chicharrones y productos porcinos. El problema con este tipo de negocios es que, procesan o cuecen la carne en peroles que se encuentran en plena banqueta o calle, estos a más de 120 grados de temperatura, lo cual no solo atenta contra la vida de los peatones, sino constituye un grave problema sanitario, ya que se elabora el producto en condiciones higiénicas inadecuadas. Los comedores que menciono, de venta de chicharrones, llegan al extremo de sacar mesas, sillas y toldos a la vía pública para disponer de esta como si fuera propiedad privada.
  5. Es usual también, encontrar negocios que utilizan audio de música para atraer clientela a sus negocios. En la mayoría de los casos, utilizan volumen excesivo, según sus propietarios, para generar más ganancias. 
  6. La mayoría de banquetas se encuentra en muy mal estado, sin tapaderas en las cajas de los contadores de agua y desagües y, he notado que no existe ninguna exigencia de parte de la Municipalidad a sus propietarios de arreglar los desperfectos.

Pienso que todos tenemos derecho a ganarnos la vida y a trabajar honradamente, pero respetando el marco legal establecido por el Estado de Guatemala. Creo que urge que la Municipalidad de Guatemala y el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales nombren comisiones serias sobre el cumplimiento total de las leyes ambientales y de Tránsito vigentes, que rescaten cuanto antes la vía pública, que fue hecha fundamentalmente para que circulen las personas libremente y sin peligros. Ojalá nuestro alcalde municipal se digne un par de días a la semana caminar por la ciudad que administra para darse cuenta de todo lo que expongo en esta nota. También el Ministro de Ambiente y la Comisión del Congreso, que vela por el cumplimiento ambiental. Nadie debe ser superior a la Ley.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cesar Flores Soler / Colaborador elPeriódico
Desorden y aglomeración en centros de vacunación contra COVID-19 de Petén
noticia
Adolfo Domínguez apertura su nueva tienda en Oakland Mall
noticia
Banrural lanza Acreditame

Su nueva plataforma electrónica de pagos



Más en esta sección

Uber sale de los números rojos y gana 1.036 millones de dólares en lo que va de 2021

otras-noticias

Google equipa al Pixel 6 con un chip propio para explotar al máximo la inteligencia artificial

otras-noticias

Microsoft exigirá prueba de vacunación para acceder a sus oficinas en EE.UU.

otras-noticias

Publicidad