[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Estamos pagando una factura muy alta

opinion

La calidad de atención que se brinda en los servicios de salud es mala, las personas se sienten mal atendidas y a veces hasta defraudadas y ofendidas.

Cuando se anunció el inicio de la vacunación, todos vimos una luz de esperanza al final del túnel, pues en la medida que un significativo porcentaje de la población se vacune, en esa medida es posible ir relajando las medidas gradualmente tal como ya está ocurriendo en algunos países, pero surgen en el camino algunos inconvenientes que están afectando directamente el proceso de vacunación. Por un lado, encontramos que la fluidez de la vacuna no ha sido la esperada, se han logrado algunas pequeñas donaciones de Israel e India y se estableció un contrato con el Gobierno ruso para adquirir 16 millones dosis, se canceló su valor, pero la entrega no ha estado acorde al cronograma establecido, es decir la tenencia de la vacuna ha sido una dificultad, pero, además de ello, alrededor de este negocio de la vacuna han surgido por diversos medios de comunicación muchos comentarios y rumores, que ven en esta operación el manejo de intereses personales para como siempre ha sido, beneficiarse con los problemas sociales del pueblo.

Pero este escenario, tan solo es una pequeña parte del problema que está afectando el proceso de vacunación. Sin duda alguna lo más complicado está en el estado situacional actual de los servicios de salud, lamentablemente desde hace ya más de tres décadas muchos malos guatemaltecos han visto en la red de servicios públicos de salud y en la atención que se brinda, una buena oportunidad para hacer negocios a costillas de la problemática de salud que afecta a nuestro pueblo, es lamentable que a estas alturas y en la actual emergencia, se cuente con una infraestructura y equipo en su mayoría colapsados y descontinuados, igualmente es lamentable que no se cuente con una red fría controlada para poder garantizar y manejar de forma estricta el biológico a las temperaturas requeridas.

Pero la situación es más complicada aún, debido a que solo se ha insistido en un tratamiento curativo asistencial y se ha dejado por un lado la prevención, la población no se siente parte del problema que nos afecta, es decir, para ellos la pandemia es un problema del Ministerio y Gobierno, quienes deben resolverlo. Esto es una falsa idea que el mismo sistema de salud con su actuar ha construido, en la proliferación y contaminación de la pandemia, la conducta y hábitos sanitarios de las personas y familias tienen un gran valor e importancia, sin la participación de ellas no es posible salir del hoyo en que cada día nos metemos más y más.

Pero para acabar de amolar la situación, la calidad de atención que se brinda en los servicios de salud es mala, las personas se sienten mal atendidas y a veces hasta defraudadas y ofendidas, por ello hacen cualquier sacrificio económico para ir a las clínicas privadas u otra alternativa de atención en salud que se tenga a la mano. 

Entonces observamos que además de su estado físico e infraestructural, los servicios de salud están desprestigiados y han perdido su poder de convocatoria. Lo que ha ocurrido es que al prestarle atención solo al tratamiento curativo, se hace por un lado el tratamiento preventivo y con ello se deja en el olvido la participación del personal voluntario que era seleccionado en las comunidades; con ello se perdió el vínculo activo que servía de enlace y de apoyo entre la comunidad y los servicios de salud.

Todas estas situaciones descritas, se están convirtiendo en una factura de alto costo que estamos pagando porque ahora resulta que, aunque las vacunas estén disponibles en los servicios y distritos de salud, la población no está asistiendo a vacunarse, ello está ocurriendo, debido a los siguientes factores:

El mecanismo inicial establecido para que las personas mayores de 70 años sean registradas es incorrecto, porque muy pocas personas tienen la habilidad de manejar los procedimientos electrónicos definidos para inscribirse.

  • No se está haciendo ningún tipo de promoción que motive a las personas a asistir a los centros de vacunación.
  • No existe trabajo de campo y comunicación que esté tratando de motivar a las personas.
  • El prestigio de nuestras autoridades de gobierno ha caído drásticamente, afectando la aceptación de cualquier acción que se realice.
  • No se está coordinando con las autoridades locales y otras entidades representativas del nivel local y municipal.
  • Todos los ruidos que se han suscitado alrededor de la negociación y compra de la vacuna, han afectado la aceptación y el grado de motivación de la población.
  • Existe demasiada información en contra de la vacuna que circula con mucha frecuencia por las redes sociales.

Realmente es envidiable ver cómo en el país vecino de El Salvador se administran más de 170 mil dosis diarias y nosotros no más de 14 mil dosis diarias; qué terrible porque nuestro país cuenta con una población casi tres veces mayor que la de El Salvador, por lo tanto, para por lo menos lograr tener el ritmo de vacunación envidiable de nuestros vecinos, tendríamos que estar vacunando por lo menos 400 mil  personas diariamente. Es decir, con el número de contaminados aumentando, con los hospitales hasta el tope y la vacunación con una bajísima cobertura, continuamos metidos en un túnel sin fondo, que cada día se vuelve más profundo y complicado. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
MP presenta tercer informe de trabajo

Se destaca cobertura a nivel nacional con fìscalias municipales.

noticia Washington | EFE
Katherine Tai será la nueva representante de Comercio de EE.UU.
noticia
Sin la mica ni la montera


Más en esta sección

Un profesor de ciencias muestra el ciclo de vida de una burbuja de jabón

otras-noticias

Brigada militar instala puestos de vacunación móviles contra el COVID-19 en mercados

otras-noticias

“Uno de los grandes beneficios –de la educación diferenciada– es el alejamiento de los estereotipos de género”, Ana Lucía Asturias directora académica del Colegio Monte María

otras-noticias

Publicidad