[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Pandemia del COVID-19 y de deuda pública

opinion

Seguro que mientras usted lee estas líneas, en alguna oficina pública alguien está buscando la forma de cómo endeudar más el país.

“Endeudamiento crecerá hasta reventar la pita”. Así titulaba Luis Membreño, connotado economista salvadoreño, su columna del pasado jueves en la ‘Prensa Gráfica’; el peligroso crecimiento que ha experimentado la deuda pública en el vecino país ofrece lecciones importantes para Guatemala y para el mundo. Sobre todo, la importancia del papel que juega el Legislativo en moderar las pretensiones de gasto del Ejecutivo. Como acertadamente se dice en la columna en cuestión: el Legislativo no puede ser un ‘“simple tramitador de aprobaciones que solicite el Ministro de Hacienda”’. Corresponde al  Congreso evaluar detenidamente los costos, beneficios y riesgos potenciales del nuevo endeudamiento público; por más que un partido tenga una mayoría abrumadora o exista una poderosa coalición en el Legislativo, nada justifica que se tomen decisiones apresuradas y riesgosas en esta materia, tal como parece haber sucedido hace una semana en la Asamblea Legislativa de El Salvador, como lo describe Membreño: en un mismo día “‘se decidió durante la plenaria convocar a la comisión de Hacienda para discutir una serie de préstamos, al cabo de unas horas se emitió el dictamen y luego fueron aprobadas siete operaciones crediticias con casi la totalidad de los votos’”. 

Sin pretender juzgar las bondades o efectos perjuidiciales que dichos préstamos podrían tener para la economía salvadoreña, cuestión que corresponde solamente a sus propios ciudadanos, resulta muy revelador este episodio en función de la situación que vive Guatemala. Si bien la situación del endeudamiento público en nuestro país es muy distinta a la de El Salvador, en donde la deuda pública ya casi alcanza el cien por ciento del PIB, nada justifica que Guatemala siga endeudándose por el simple hecho que el nivel de endeudamiento es bajo o porque existen instituciones financieras internacionales dispuestas a seguir prestando al país. Si bien en Guatemala se han respetado un poco más las formas, al final de cuentas, como lo han demostrado en el pasado reciente,  todos los entes obligados a evaluar la conveniencia del endeudamiento también saben cómo “echar las pupusas al comal”; si los dictámenes de este tipo de entidades obedecen únicamente a consideraciones políticas sale sobrando la supuesta solvencia técnica de quien los elabora, así como el tiempo que se tomen en hacerlos. Aunque no se avizore ninguna acción por parte del Congreso en materia de endeudamiento público en el futuro cercano,  es casi seguro que mientras usted lee estas líneas, en alguna oficina pública alguien está buscando la forma de cómo endeudar más el país. Sobre todo, ahora que se viven tiempos en los cuales cualquier intervención gubermamental se justifica en nombre de combatir la pandemia y sus efectos económicos. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Juan Orero, analista de tenis
ATP Cup 2021

Se trata de uno de los torneos de tenis más importantes a nivel de países.

noticia Alexandra del Peral
SoundCloud cambia su modelo de pago

SoundCloud será la primera plataforma que remunerará a los artistas en función del tiempo de reproducción.

noticia AFP
Chelsea sueña con la semifinal

Vencedor 2-0 en el partido de ida en Sevilla hace una semana, Chelsea, aborda con confianza (y la vista en semifinales) el partido de vuelta de la “Champions”, también en la ciudad andaluza, contra el FC Oporto.

 



Más en esta sección

¿Crisis de madurez? Las estrellas pueden experimentarlo en la edad mediana

otras-noticias

Duolingo debuta en la bolsa de valores Nasdaq

otras-noticias

La extraña visita de cuatro rusos al país

otras-noticias

Publicidad