[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Zonas francas o paraísos fiscales

opinion

País famélico exonera tributos.

La demagógica cantaleta de la inversión extranjera, viniendo al país a manos llenas y resolviendo, como por encanto, nuestras históricas desventuras. Ha sido el socorrido señuelo de cualquier iniciativa que sea de interés, para las oligarquías locales. Ya se trate de Tratados de Libre Comercio, extracción minera, cambio de uso del suelo para monocultivos de exportación, granjerías para empresas telefónicas, generación de energía. En fin, todo, absolutamente todo se justifica con la “benéfica” inversión extranjera y su correlato: creación masiva de empleos. Nunca, jamás, aquella predicción se ha cumplido. Basta ir a la estadística oficial.  Se trata de una mentira piadosa, proveniente del Olimpo criollo y por tanto goza del perdón de los poderes terrenales.

Aquel fue el argumento estrella de los democristianos gobernantes cuando se impulsó la Ley de Fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de Maquila –Decreto 29-89–.  Este fue convenientemente reformado, –Decreto 38-04 del Congreso– bajo la égida de capitales guatemaltecos y foráneos. Aplicando –otra vez– para oídos incautos el viejo truco de la inversión extranjera. Esta aviesa reforma permite que grandes empresas, domiciliadas en Guatemala: terratenientes de la palma aceitera, vendedores de agroquímicos, procesadores alimentarios, mineras, grandes avícolas, licoreras, procesadoras de lácteos y una larga lista de empresas oligopólicas y transnacionales, se acojan al régimen de exención impositiva e incrementar leoninamente sus ganancias. Aquella jugarreta “legal” y absolutamente antiética operó en detrimento del pueblo de Guatemala, en dos sentidos: 1) patéticamente abandonado por la ausencia de servicios públicos; y 2) le corresponde, a ese pueblo heroico y famélico, vía el IVA, soportar sobre sus espaldas la manutención de ese Estado, que le es ajeno. Ese noble pueblo subsidia a la gran empresa contribuyendo con el 80 por ciento de los ingresos del Estado. Conste que pagando la misma tasa que La Cañada. Como será obvio la inversión extranjera nunca creció. Un gana-gana para la gran empresa. 

Dada la debacle ocasionada con aquel inocente decreto y sus reformas, en una bocanada de aire fresco en el Legislativo, se introdujo a través del Decreto 19-2016, la reforma que pretendió expulsar a aquellas empresas que amparadas en la normativa operaban en fraude de Ley. Desde el día mismo en que se publicó aquella reforma, inició la maniobra para derogarla: financiada por el capital y operada por adláteres políticos. Están ahora logrando su objetivo: la contrarreforma. Esa que devuelve a los mercantilistas su eterno paraíso fiscal y ahora agrega: centros recreativos y hoteles. Con este “honorable” lo peor y desvergonzado es posible.  ¿Somos de verdad Estado?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Paris Saint Germain vuelve a perder

El París Saint-Germain (2º) cayó 2-1 en su cancha ante el Nantes (18º) y desaprovechó la opción de situarse líder, después de que el Lille (1º) hubiera igualado sin goles en Mónaco (4º), este domingo en la 29ª jornada del campeonato francés.

 

noticia Redacción / elPeriódico
Policías y militares resguardan residencia del Presidente

Varios agentes y elementos del Ejército protegen el inmueble ubicado en zona 15. 

noticia EFE
México y EE.UU. sellan un memorándum de cooperación migratoria

El canciller mexicano informó que el memorándum de entendimiento sobre cooperación internacional permitirá promover y “fomentar las opciones” en los países de Centroamérica, especialmente Guatemala, Honduras y El Salvador.



Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Denuncian irregularidades en la vacunación

otras-noticias

Kevin, cuarto del mundo

otras-noticias

Publicidad