[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

“2034”: la guerra mundial que puede venir

opinion

¡No a las armas nucleares!

Las batallas cibernéticas entre las potencias están a la orden del día (el jaqueo ruso del acueducto de petróleo que surte la costa este de EE. UU. o el ocurrido en la central nuclear en Irán), y serán más sofisticadas en el futuro, un gran peligro que enfrentará la humanidad. 

Eso aparece en la acuciosa novela ‘2034’ (Pinguin 2021) sobre la próxima guerra mundial ese año. Es una ficción realista de Elliot Ackerman y el admiral James Stavridis. El primero con buena pluma y el admiral con sus conocimientos internacionales sobre las grandes y medianas potencias, pues fue comandante de la OTAN. Los protagonistas son China, EE. UU., India, Irán y Rusia, entre cuales se desatan batallas navales puntuales a partir de un incidente menor que se da en marzo 2034 en el mar de China, que pudo arreglarse pero, por no hacerlo, las flotillas de portaviones, destructores y acorazados de ambos estados se destruyen, para luego pasar a la ofensiva nuclear en sus territorios. En 2034 la tecnología de punta la tiene China e India al punto que China maneja una que puede apagar todos los sistemas de los aviones, dejar a los barcos sin Internet ni comunicación… Así dejó ciego al “elefante estadounidense” al jaquear todos los sistema de informática del mundo. Entran en el conflicto enseguida India, Rusia, Irán. Nueva Delhi domina la tecnología de leer todos los textos enviados de manera digital de las potencias, incluso de EE. UU., mientras Irán usa la tecnología china para tomar control de los aviones de alta tecnología y lo hace con un avión estadounidense al que manipula hasta hacerlo aterrizar como si fuera de juguete.

Lo  dramático de la novela es que la toma de un barquito sin bandera que se incendiaba y parecía de pescadores, pero era una barcaza china espía de alta tecnología, que bien pudo resolver la capitana de un destructor lleno de misiles, Sarah Hunt, al mando de una flotilla estadounidense, y no se hubiera ido a más. Los chinos le pidieron su devolución pues ella lo capturó y copió sus sistemas, y, luego de una advertencia verbal hecha en Washington,sin tener respuesta,  la flotilla estadounidense “ciega” fue torpedeada por la flotilla china. Y la represalia estadounidense fue nuclear.

Entretanto en el estrecho de Hormuz el piloto de la marina el mayor Chris “Wedge” Mitchell volaba un F35E Lightning mientras probaba un sistema stealth con tecnología que lo haría invisible en la línea fronteriza con Irán, pero de pronto su avión quedó manipulado y aterrizó y quedó preso de los iraníes, al servicio de China, ignorando que la flotilla estadounidense había sido hundida.  Irán y China estaban asociadas en un nuevo tipo de guerra donde ya no contaba la preeminencia numérica de armas de guerra. La represalia estadounidense al ver destruida su flotilla, lanza una bomba nuclear táctica contra la flota china en las costa de Taiwán a punto de ocupar la isla. Aprovechando el conflicto entre Washington y Beijing, Putin toma territorios en el Báltico, mientras intenta tomar una isla a la entrada del golfo de Hormuz, pero  fue repelida por Irán con ayuda de India. China en respuesta lanzó ojivas nucleares a Galveston y San Diego. India, que conoce todos los mensajes y ubicación de las fuerzas de ambos países y para detener la represalia estadounidense, destruye al portaaviones insignia chino y amenaza con hacer otro tanto con los aviones estadounidenses, que han cambiado a manejo manual para lanzar bombas nucleares incluso a Shanghái y, sin recibir el aviso de suspender el ataque, porque no pudo ser oído por los pilotos, esta urbe desaarece. Al final, China y EE. UU., entre cenizas, pierden el liderazgo mundial por otro orden mundial. La novela es un grito de alarma para evitar que su rivalidad no llegue a la guerra porque en una guerra así las dos grandes potencias van a perder y el mundo también. ¡No a las armas nucleares!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Cascada de condenas internacionales tras golpe de Estado en Birmania

El golpe de Estado perpetrado el lunes en Birmania por el ejército, que detuvo a la jefa de hecho del gobierno civil Aung San Suu Kyi y a otros dirigentes, suscitó una avalancha de condenas en todo el mundo.

noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Mineco busca turismo y comercio con Turquía

El viceministro Bolaños durante su viaje se reunió con funcionarios y empresarios turcos para promocionar las inversiones para Guatemala.

noticia Mario Roberto Morales
El futuro llegó ayer

Tres novelas que resultaron proféticas.



Más en esta sección

Misión Lucy tiene problemas con el despliegue de un panel solar

otras-noticias

Siete beneficios para tu salud que puedes obtener al consumir yogurt

otras-noticias

Explican cómo frenar el envejecimiento del principal órgano humano

otras-noticias

Publicidad