[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La Voz

opinion

“Compañía a la lucha de las autoridades indígenas de Santa Catarina Ixtahuacán, por una EIB de calidad”.

Un idioma tiene textura de piel, esencia de razón y ritmo de latido. Está soldado a la conciencia, como velo de nube. Es mano que va tentando, palpando al mundo. 

Todas las lenguas, sin excepción, ocupan el mismo espacio en la humanidad. Son más que folclor, más que ilustración: son tierra, comunidad y camino. Raíz, canción y territorio. Familia, puerta y poesía. Son mundo, historia. Ancestro. Política pura. La lengua es una patria, decía acertadamente Unamuno, esa que llevamos acarreando en las espaldas. Es más que comunicación; es cultura, síntesis y pensamiento. Sí, la lengua es pensamiento puro (imposible razonar sin un idioma).

Pero acá se develan fotografías de prejuicio y estereotipos. Se evidencian paternalismos. Estanques de un etnocentrismo voraz. Sistemáticamente se ha violado el derecho de acercarse a los servicios públicos en el idioma materno de otros pueblos. No olvidemos que cuando un niño va camino a la escuela, lo que lleva en su mochila es su idioma, su cultura y su pensamiento. ¡Nada más! O sea: su dignidad, su identidad y su libertad. Y cuando el sistema no cuenta con recursos apropiados para responder a esa sagrada trilogía de la esencia humana, el aprendizaje se ve encarcelado y ataca la frustración. Aquí, hasta que nos convenzamos de que todas las lenguas son una herramienta de aprendizaje, no podremos hablar de calidad educativa. Pero el Estado se resiste y con su proyecto testarudo de homogeneización, ha coartado la posibilidad de una verdadera educación. Resultado: un sistema fracasado de prácticas colonialistas que no permiten respetar las diferencias ni en lo más esencial. 

Descartar la ciudadanía intercultural de nuestro imaginario es una decisión equivocada. Y ojo, que respetarla no es un favor, ¡es un derecho! Aun así, añoran equivocadamente una Guatemala uniforme y paternalista, con todos los relojes puestos a la misma hora. Patria hecha a su imagen y semejanza. Le temen a la diversidad, huyen de las diferencias. Quieren afianzar su dominio a toda costa y garantizar hegemonía. ¿Es a eso a lo que queremos retornar? ¿Es esa la nueva normalidad? Las políticas educativas no pueden seguir estando al margen de las políticas de desarrollo de un país inteligente. Debemos con urgencia transitar hacia la recuperación y sistematización del conocimiento propio, como condición previa al diálogo intercultural. Una interculturalidad desde la lucha por los derechos civiles y políticos, con nuevas visiones de democracia y ciudadanía: ciudadanías étnicas diferentes y ciudadanías interculturales. Implementar una educación bilingüe intercultural (EIB) no es asunto de “folclor” ni de “favor”. Es un asunto de derecho y dignidad. 

Y basta de seguir permitiendo la apropiación simbólica de elementos indígenas desde el discurso “políticamente correcto”. 

“La voz de los pueblos son sus cantores: un pueblo mudo, es un pueblo muerto” (Ak’abal).

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Juan Orero, analista de tenis
Djokovic hace dudar

Juan Orero, analista en tenis, se refiere a las dudas que han generado las supuestas lesiones de Novak Djokovic.

noticia Francisco Pérez de Antón
¡Otro, otro, otro!
noticia Cristian Velix/elPeriódico
Estos son los departamentos que podrían tener una alta cantidad de lluvias

Miles de personas en Guatemala han sido afectadas por este fenómeno natural.



Más en esta sección

“Uno de los grandes beneficios –de la educación diferenciada– es el alejamiento de los estereotipos de género”, Ana Lucía Asturias directora académica del Colegio Monte María

otras-noticias

Pobladores de Quiché captan lluvia para tener agua durante el verano

otras-noticias

CC resuelve consulta sobre integración de las cámaras de la CSJ

otras-noticias

Publicidad