[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

No son cuentos*

opinion

Alemania se mantuvo como un solo cuerpo despidiéndose de su líder.

Alemania se despidió de Ángela Merkel con seis minutos de calurosos aplausos en las calles, balcones y  ventanas. Todo el país aplaudió, ¡espectacular ejemplo de liderazgo y defensa de la humanidad, ‘¡chapeu!’  Los alemanes la eligieron y dirigió a 83 millones durante 18 años con habilidad, competencia, dedicación y  sinceridad. No dijo tonterías, no apareció en los callejones de Berlín para ser fotografiada. Fue apodada “la  dama del mundo” y descrita como el equivalente a seis millones de hombres. Durante 18 años de liderazgo  fue la autoridad de su país, sin agresiones en su contra ni asignar familiares en un cargo del gobierno. No  afirmó ser la creadora de glorias, no recibió pagos millonarios ni nadie animó su actuación, no recibió cartas  ni juramentos, no luchó contra los que la precedieron. Merkel dejó la posición de liderazgo del partido, se  la entregó a quienes la siguieron y Alemania y su pueblo, están en las mejores condiciones de todos los  tiempos. La reacción de los alemanes no tuvo precedentes en la historia del país, toda la población salió a  los balcones de sus casas y la aplaudió espontáneamente durante seis minutos seguidos. Una ovación de  pie a nivel nacional. 

Alemania se mantuvo como un solo cuerpo despidiéndose de su líder, una física química que no fue tentada  por la moda o las luces y no compró bienes raíces, autos, yates ni aviones, sabiendo que ella es de la antigua  Alemania Oriental. Dejó el puesto y se fue con su país en la cima sin que sus familiares reclamaran ventaja.  En 18 años nunca cambió su vestuario, Dios sea con esta líder silenciosa. En una conferencia de prensa, una periodista le preguntó: ¿notamos que usted está usando el mismo traje, no tiene otro? Su respuesta: 

“Soy una empleada de gobierno, no una modelo”. Otro preguntó: ¿Tiene sirvientas que limpian su casa? ¿Le  preparan la comida, etcétera? Su respuesta: “No, no tengo sirvientes y no los necesito. Mi esposo y yo hacemos ese trabajo en casa todos los días”. ¿Quién lava la ropa, usted o su marido? Su respuesta: “Yo  arreglo la ropa y mi marido es el que maneja la lavadora y suele ser de noche porque hay luz eléctrica y no  hay presión, y lo más importante es llevarse en la cama”. Contando los posibles inconvenientes para los vecinos, dijo: “Afortunadamente la pared que separa nuestro departamento de ellos es gruesa”, y agregó: “Esperaba que me preguntaran por los aciertos y trabajos en nuestro gobierno”. La señora Merkel vive en un  apartamento normal como cualquier ciudadano, el mismo donde vivía antes de nombrarla canciller. No es  dueña de una villa, no tiene criados, piscina ni jardines. Merkel, que entregará el cargo de canciller de  Alemania pronto, –la economía más grande de Europa– es un ejemplo que ilumina y educa a nuestra gente y una tremenda cachetada a los políticos del resto del mundo que se montan en un carguero y se quieren  hacer ricos con el dinero del pueblo. *Enviado vía Internet por un amigo. 

En Francia 20 generales retirados, apoyados por cien ex altos mandos y 8 mil antiguos militares de distinto  grado –algunos de alta–, dirigieron al Parlamento y Gobierno una carta abierta con un análisis apocalíptico de la situación, advirtiendo del riesgo de una guerra civil y la desintegración del país, insinuando que será  inevitable una intervención militar por el antirracismo, el islamismo y las hordas que atacan a la Policía en los suburbios de las ciudades, sin permitirle ingresar a los barrios donde aplican la sharia-ley, con las  escuelas –madrasas– activas y los atentados terroristas causando víctimas inocentes y cuantiosas pérdidas  materiales, el precedente es la Independencia de Argelia en 1962. Al envejecer la población europea y la persistente inmigración musulmana, es previsible que en unas décadas sean mayoría. Aquí, los políticos mafiosos desbaratan el país y nadie hace nada, a pesar de la situación agravada por el virus. 

La Iglesia católica no dice esta misa es mía y la evangélica se pierde en los cantos de sirena, pasándole al SEÑOR un  problema que no le corresponde resolver. Otros pusilánimes esperan hueso, sin importarles que sus nietos sean esclavos del sistema corrupto. Joya. Es más fácil engañar a la gente que convencerla que la engañan…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix/elPeriódico
SAAS “supervisa” puesto de vacunación instalado en la plaza de la Constitución

En ese centro de inmunización se estará aplicando la vacuna Pfizer.

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia UFM
Deuda pública: Gran Recesión (2007) Vs. Gran Cierre (2020)


Más en esta sección

Los olvidados limpiadores inmigrantes de la Zona Cero

otras-noticias

Jueces han concedido la libertad anticipada a más de 2 mil condenados

otras-noticias

EE.UU. aumentará “vuelos de deportación” para inmigrantes

otras-noticias

Publicidad