[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Agradecer mi origen

opinion

Agradezco a los ajawes por unir tu espíritu con el mío, porque eres el viento que guía mis aguas.

La maternidad quizá sea de las faenas que más se tiende a romantizar, pero en este día quiero agradecer mi origen, no porque la relación con mi madre sea perfecta, sino porque el camino juntas ha estado marcado por aprendizajes y aventuras en las que ambas hemos crecido y construido un amor fuerte. 

Desde pequeña mi madre me abrió las ventanas a un mundo no tradicional, en el que ella rompió el molde patriarcal de la madre abnegada y servicial. Su ejemplo fue uno de independencia y atrevimiento, característico de una mujer para quien la palabra “no”, no existe. Guardo en mi memoria a una joven mujer, quien con el país aún en guerra, un diciembre me puso una mochila en la espalda y en caminos de terracería, montadas en buses o camiones de gaseosas, me llevó a conocer el mundo ixil. 

Años después, me llevó a comenzar una aventura que en su momento me fue difícil entender y aceptar pero que con la claridad de la distancia y los años aprendí a valorar y agradecer, porque cortó los hilos patriarcales que de otra manera me hubieran terminado enredando en una cultural k’iche’ conservadora y elitista. A partir de ese momento, aunque quizás antes, mi madre se dio a la tarea de construirme una familia, no de sangre, pero guiada por amor y apoyo mutuo. Este colectivo diverso de mujeres y hombres, me han acompañado a través de los años y su cariño se lo debo a ella. 

Mi madre ha sido instrumental en mi vida y mis logros. Agradezco que desde pequeña me sumergiera en su mundo de la antropología activista, porque a través de su compromiso y ejemplo me enseñó que el trabajo y la investigación que escogemos no deben ser para el beneficio propio o solamente para construir carreras académicas. Por el contrario, nuestro trabajo debe contribuir al beneficio de la colectividad, de la justicia, de nuestro entorno y de nuestro origen. Ella me inculcó que las ciencias sociales y la academia no pueden ni deben ser industrias extractivas. El tiempo me ha hecho valorar esta lección porque veo como la Historia, la disciplina en la que me formé, tiende a guardarse en la distancia y seguridad que el tiempo y las paredes de bibliotecas y archivos otorgan. He entendido que, en países con historias dolorosas como los nuestros, el campo de la Historia lleva consigo una gran responsabilidad, que es la de contribuir a edificar sociedades críticas y justas. 

Hoy y siempre, agradezco a los ajawes por unir tu espíritu con el mío, porque eres el viento que guía mis aguas. Pienso en los viajes que hemos soñado juntas como promesas de los caminos que aún debemos recorrer. Tramos en los que espero podamos ir deshilvanando los nudos de las diferencias que aún cargamos y donde podamos tomarnos el tiempo de soñar y crear futuros, en los que ambas florezcamos más fuertes, más sabias y con más ternura. Katwaj. 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia Eduardo Antonio Velásquez Carrera
¿Quién es el decano más antiguo en la Usac? (II parte)

Opino que, como cualquier trabajador de la Usac, el doctor Orellana Oliva debió haber sido suspendido por el IGSS.

noticia Geldi Muñoz Palala
La Curacao invierte US$1 millón en tres nuevas tiendas

Estas sucursales se ubican en Sololá, Jalapa y Cobán, y durante marzo y abril tendrán promociones y ofertas.



Más en esta sección

Uber sale de los números rojos y gana 1.036 millones de dólares en lo que va de 2021

otras-noticias

Google equipa al Pixel 6 con un chip propio para explotar al máximo la inteligencia artificial

otras-noticias

Microsoft exigirá prueba de vacunación para acceder a sus oficinas en EE.UU.

otras-noticias

Publicidad